2019-04-30 14:04 FC Barcelona Por: Fede Peris

Leo Messi tiene virtualmente en el bolsillo la Bota de Oro

La expulsión de Mbappé en la final de Copa y la previsible sanción que recaerá sobre él deja la Bota de Oro en manos de Messi.



Valverde no tendrá que hacer equilibrios para convencer a Messi para que descanse en La Liga y se dosifique de cara a la Champions League y la final de la Copa del Rey, La Bota de Oro la tiene en el bote y no será necesario que siga jugando en la Liga para asegurársela.



La expulsión de ayer de Mbappé en la final de copa de Francia, tras una entrada criminal a un rival, le dejará práctica fuera de combate en los cinco partidos que restan en la Liga francesa. Es decir, que no podrá utilizar los cinco partidos que le restan para reducir la distancia de goles que le separan de Messi, cuatro en este momento. Messi sólo tiene tres partidos para defenderse de la embestida de Mbappé y parece seguro que el próximo partido ante el Celta no lo jugará.

El hecho de que Mabppé viera la roja directa y que el Comité de Disciplina francés le pueda imponer un castigo importante, afectaría a su participación en La Liga. Ya hay quien especula en que le podrían caer cinco partidos. Lo cierto es que aunque fuera menos, le resultará difícil recortar distancias con Messi, que le lleva cuatro goles y esperar a que Leo no marque en alguno de los tres partidos que le restan de competición en la liga española.  Messi tiene la Bota de Oro en el bolsillo a la espera de conocer el número de partidos de sanción que le van a caer a Mabppé. 



La clasificación de la Bota de Oro

Leo Messi lidera la clasificación de la Bota de Oro, que premia a los mejores goleadores europeos, con 34 dianas,  tras su gol al Levante en la última jornada de La Liga que singificó el título para el FC Barcelona. En segundo posición, a cuatro goles, está Mbappé. Mucho más atrás se encuentra el argentino Fabio Quagliarella, con 22 dianas. Si se confirma que Mbappé ya no podrá participar en la Liga francesa por su agresión a Da Silva, Messi quedaría automáticamente coronado como Bota de Oro sin necesidad de jugar ningún partido más con el Barcleona en La Liga. Sería la szexta Bota de oro del argentino en su historial.