2019-05-12 21:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

El silbómetro del Camp Nou: Los señalados y los indultados

La prensa que sintoniza el guión de Florentino Pérez pedía sangre al Camp Nou para tapar los 18 puntos al Madrid, pero la afición culé ha sido indulgente con el campeón de Liga y finalista de Copa.



Ernesto Valverde lo avisó en la rueda de prensa previa al partido: "Los enemigos del Barça quieren que nos peleemos entre nosotros". Y la afición del Barça no tiene ganas de pelearse con los suyos ante la decepción de la prensa de Florentino Pérez, empeñada en ocultar las miserias del Real Madrid (ya lleva once derrotas en Liga) con el manto protector de Anfield, que lo tapa todo.



La mitad de los feligreses del Camp Nou se ha tomado la debacle de Liverpool con indiferencia no acudiendo al Camp Nou a despedir al campeón de Liga en un partido de trámite. Sólo acudieron 57.000. Y estos ofrecieron su veredicto con ovaciones para Messi y Ter Stegen, que no ha jugado esta tarde. Estos son los dos indultados, que claramente salvaron el pellejo de la quema de Anfield.

Coutinho y Busquets, los señalados

Por el contrario, los dos señalados han sido Coutinho, como era de esperar, que hoy precisamente ha jugado uno de sus mejores partidos de la temporada. El otro, Sergio Busquets, éste porque ha sumado ante el Getafe los mismos errores que le situaron entre los máximos responsables del naufragio de Anfield. Otra vez perdiendo balones tontos y generando mucho peligro en su portería, otra vez exhibiendo esa desesperante lentitud de la que se aprovecha el rival. Busquets no está bien. No se parece en nada al que fue el mejor pivote del mundo y se entiende que el club le esté buscando una salida. De Jong se lo comerá en cuanto llegue.



Rakitic se salva

El que se ha salvado ha sido Rakitic, en el centro de la diana mediática los últimos días por su aparición en la Feria de Sevilla. En muchos sectores de la prensa existía una necesidad brutal de hacer sangre con Rakitic, pero la grada le ha indultado.

No ha habido, pues, sangre en el Camp Nou. Estos jugadores han dado muchas alegrías a su afición. Muchas. No ha pasado ni una semana desde que esta misma plantilla celebrara a lo grande con su afición su éxito en la Liga (10 de 15) con un Camp Nou entregado. Es tanto lo que han hecho estos jugadores, que no se les puede matar, por mucho que lo exijan los medios que buscan escarbar en las entrañas del Barça buscando vísceras que tapen la podredumbre que se respira en el Real Madrid. Y querían que la afición "matara" a Rakitic por la foto de Sevilla. ¡Qué poco conocen a la afición del Barça! ¡Y que poco valoran el trabajo que ha hecho Rakitic por el Barça en los últimos años!

Desde Madrid intentaron lincharlos

Estos mismos jugadores, a quienes desde Madrid se ha intentado linchar y despedazar, dormirán esta noche con 18 puntos de ventaja sobre el Real Madrid, el tercer clasificado, ese equipo que tiene licencia para perder porque no se le puede criticar. Hacerlo sería tanto como atacar a Florentino Pérez. Y eso sí que no.

El Camp Nou ha sido indulgente. Es cierto que estos jugadores han sumido en estado de shock a sus aficionados tras el desastre de Anfield, pero son los mismos que encadenan alegrías, una detrás de otra, en los últimos años. Son, sin ir más lejos, los campeones de La Liga, algo que de tan habitual empieza a ser la cosa más normal del mundo.

Por cierto, ni un silbido a Ernesto Valverde. Lo sentimos. Otra vez será. En el Barcelona no se despide a entrenadores que ganan la Liga y juegan la final de Copa. Y que además dejan al Real Madrid a 18 puntos. Esas cosas, cortar cabezas de entrenadores, forman parte de la filosofía de Florentino Pérez, pero no del Barça.