2019-05-17 07:05 Fichajes Por: Fede Peris

El Barça le da un ultimátum a De Ligt y le pone a De Jong como ejemplo

El FC Barcelona no está dispuesto a convertir en un culebrón la negociación del fichaje de De Ligt.



Hay una cosa en De Ligt que no gusta en el Barça: su representante Mino Raiola, el mismo que trajo y se llevó a Zlatan Ibrahimovic protagonizando situaciones convulsas que en el club todavía no han olvidado. Por eso el Barça no está dispuesto a pelearse ni con él ni con nadie. Si De Ligt quiere venir al Barça, que quiere, que lo diga y que asuma un compromiso para facilitar las cosas. Si el dinero de otros equipos le hace dudar, que lo diga también y el club azulgrana se retirará de la puja.



El Barça cogerá el toro por los cuernos, Bartomeu, como hizo con De Jong, llevará personalmente la negociación. La oferta al Ajax es de 65 millones. Al jugador se le reserva un contrato de 8 millones netos anuales que iría creciendo a medida que pasan los cinco años de contrato que se le ofrecen. Teniendo en cuenta que De Ligt apenas tiene 19 años, el club entiende que es una buena oferta.

Por otro lado la secretaria técnica entiende que tampoco se trata de un fichaje imprescindible, ya que a día de hoy el Barça cuenta con Piqué, Lenglet, Umtiti y Todibo como centrales. El puesto ya está bien cubierto. De Ligt es más una apuesta de futuro que una necesidad de presente. En caso de cristalizar el fichaje, Umtiti automáticamente sería colocado en el mercado.



El ejemplo de De Jong

A De Ligt el Barça le ha puesto el ejemplo de su amigo De Jong. Al Ajax llegaron ofertas del Manchester United, Bayern Múnich y Real Madrid. Todas ellas superiores a los 80 millones que acabó pagando el Barça. Y todas le ofrecían más dinero que el que va a cobrar en el Barça. Pero él forzó la situación. Quería jugar en el Barça, quería jugar en el mismo equipo de Messi y dejó a un lado sus intereses económicos primando los deportivos.

El Barça ya le ha comunicado al jugador que ni va a subir su oferta de 65 millones al Ajax ni los 8 millones que le han prometido a él. Si están conformes, la semana que viene hay que cerrar el trato. Y si no, no tienen más que decirlo. Bartomeu sabe de la ilusión que le hace a De Ligt fichar por el Barça y juega sus bazas para conseguir su fichaje sin encarecer el precio.

Raiola pide más aduciendo que el rendimiento de su representado esta temporada con el Ajax ha sido extraordinario. Pero el Barça se mantiene en suoferta inicial y no la va a variar. La pelota está ahora en el tehado de De Ligt.