2019-05-19 19:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

Otra lección de señorío al Real Madrid de las trampas que adultera la competición

A diferencia de lo que hace el Real Madrid, el Barça ha permitido que jugaran con el Eibar Cucurella y Marc Cardona, que son de su propiedad.



El FC Barcelona ha permitido al Eibar que alineara a Cucurella y a Marc Cardona, los dos jugadores que tiene cedidos al club vasco. De esta manera el Barça pone en práctica sus valores para colaborar en una competición limpia y deportiva dando una lección de señorío al Real Madrid.

A Florentino Pérez se le llena la boca hablando del señorío del Real Madrid, pero no predica con el ejemplo. Su concepto del señorío contempla la posibilidad de adulterar las competición decidiendo las alineaciones de los entrenadores rivales y privándoles de jugadores importantes en sus esquemas.



El Madrid no permite que sus jugadores cedidos se enfrenten al equipo blanco. Es su manera de entender la deportividad. Es decir, esos jugadores se pueden enfrentar al Barcelona, pero no al Real Madrid. La ley se lo permite, pero ética y estéticamente el Real Madrid mancha su imagen con esta decisión.

Lección magistral de señorío y valores del Barça al Real Madrid

El Barça ha querido mantener la pureza de la competición permitiendo que Cucurella y Marc Cardona se enfrentaran al equipo que hoy vestía de salmón. Además, Cucurella marcó esta tarde al Barça el primer gol que consigue el Eibar ante el equipo azulgrana en Ipurua en los cinco años que lleva en Primera División. Y en la segunda mitad estuvo a punto de marcar el gol de la victoria del Eibar y de la derrota del Barça. ¿Y qué? El FC Barcelona entiende que si no ha contado este año con Cucurella, debe jugar con su equipo, aunque delante tenga al Barça.

Un ejemplo de deportividad y fair play que en el Real Madrid no saben seguir porque el señorío lo tienen para utilizarlo de boquilla cuando les interesa. Una nueva lección de señorío del Barça a un Real Madrid pequeño de resultados, mínimo de juego e inexistente de valores.




Deja tu Comentario