2019-05-22 00:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Las claves del juego del Real Madrid

Zidane prepara para la próxima temporada un nuevo Real Madrid, con nuevos jugadores y nuevas variantes tácticas.



Cuando hablamos de Zinédine Zidane estamos hablando sin duda sobre la virtuosidad, tanto en el terreno de juego como fuera de él. Esto es algo que demostró con creces en su época como jugador y sigue haciéndolo actualmente en sus funciones de entrenador, llevando al Real Madrid directamente al éxito en diversas ocasiones, aunque en esta temporada, cogiendo al equipo en una situación de emergencia, los milagros no han sido posibles.

Pero Zidane sigue siendo el mismo que ganó las tres Champions League consecutivas haciendo historia en el fútbol mundial. Las enseñanzas tácticas del actual entrenador madridista se han creado a base de trabajo y calidad técnica por un equipo con espíritu ganador. Eso es precisamente lo que va a devolverle a un Real Madrid renovado la próxima temporada.



Por ello, no es de extrañar que el conjunto merengue haya querido contar de nuevo con el entrenador francés entre sus filas. Anteriormente, el galo estuvo dos años y medio en el banquillo del Madrid, llevando al equipo a conquistar nueve títulos: una Liga, una Supercopa de España, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y tres Ligas de Campeones. Después del paréntesis del calvario de los últimos once partidos de la temporada, se espera que Zizou, con los fichajes que ha pedido, vuelva a situar al equipo en lo más alto enlas próximas temporadas.

Las variantes tácticas de Zidane

Zinédine Yazid Zidane ha empleado infinidad de variedades y sistemas, sabiéndose adaptar a cada partido y lo que requería el mismo en cada momento. Si algo tiene claro el francés es que eso de no rotar y mantenerse siempre fiel a un mismo sistema no va con él. Pero si algo funciona bien, ¿por qué cambiarlo? 

Una cosa sabemos cierto, y es que Asensio y Lucas siempre son efectivos por bandas. Es por ello que el sistema 4-4-2, con un jugador en cada banda, también resulta atractivo para el entrenador madridista. El control del equipo sobre el rival es manifiesto con el sistema 4-4-2, con un centro del campo demoledor para sus rivales. Con esta formación el equipo juega un tanto más directo e incluso son los laterales los que adquieren un mayor protagonismo. 



La estrategia más habitual en los partidos desde que Zinedine Zidane dirige a los madridistas es el sistema 4-3-3. Sin duda, se trata de la disposición que protege al equipo con mayor eficacia en las potentes transiciones ofensivas. La figura de Casemiro como pivote replegado le otorgaría una capacidad de resguardo doble al equipo: auxilio de zonas desprotegidas y el taponamiento de muchas líneas de conexión con la unidad atacante. Casi todas las ganancias defensivas que esta elección comprendería también repercutirá proporcionalmente en la pérdida de imprevisibilidad en ataque. Los madridistas se convertirían en más planos y la imprevisibilidad quedaría reducida a cero en la medular.

Otra variante testeada en unas cuantas ocasiones por el entrenador es el sistema 4-2-3-1. Esta táctica demanda la integración de una media punta pura y, por lo tanto, dota a Isco de una situación perfecta para el desarrollo de sus principales calidades: el desborde entre líneas y la percepción por el último pase. 

Estas son unas de las tácticas y claves del juego del Real Madrid más usuales y vistas en los partidos del equipo blanco, y, seguramente, según Casino777 y sus apuestas en el online casino, algunas de las que presenciaremos en la próxima temporada, con Hazard, Pogba y quién sabe si también Mbappé.

 


Deja tu Comentario