2019-05-26 07:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Mbappé está harto del PSG por estos dos motivos

Se siente completamente eclipsado por Neymar y culpa a su entrenador y compañeros de no haberle ayudado a ganar la Bota de Oro.



Existen dos causas fundamentales que  justifican el calentón de Kylian Mbappé y su anuncio cifrado sobre su deseo de abandonar París. Una razón viene de lejos. La otra es puntual.

La primera razón es que Mbappé quiere sacarse de encima la sombra de Neymar que le impide crecer. Neymar es el líder del equipo, el buque insignia, el jugador franquicia. Todo se supedita a él, que tiene licencia hasta para no acudir a los entrenamientos, como sucedió con el último, llegando incluso a decir el técnico Thomas Tuchel que se ausentó sin su permiso.



Harto de Neymar

Mabppé empieza a estar harto de ser el otro, de tener que soportar la presencia de Neymar siempre a un nivel superior al suyo. Desde el plano económico (Mbappé cobra 10 y Neymar 31) hasta el tema comercial pasando por el tratamiento que recibe de los medios de comunicación. Luego, en el campo, el juego del equipo está supeditado a la inspiración que pueda tener Neymar. Y ya se ha cansado.

Mbappé sabe que mientras Neymar esté en el PSG él estará condenado a ser su segundo. Es algo parecido a lo que le pasó al propio Neymar en Barcelona con Messi. Y sabe que en el Real Madrid, ya sin Cristiano Ronaldo, podría explotar al máximo sus cualidades como el número uno indiscutible del grupo, sin nadie que le tapone.

Culpa al PSG de no ganar la Bota de Oro

La otra razón, más puntual, es que culpa a Tuchel y a sus compañeros de no haberle ayudado a ganar la Bota de Oro. Siente envidia de Leo Messi y el trato de estrella que recibe en el Barça y en los resúmenes de los partidos ve cómo el juego del equipo barcelonista está orientado a facilitar los goles de Messi. 



Mbappé fue expulsado en la final de Copa y fue sancionado con tres partidos. El cuarto tampoco lo jugó, por decisión técnica, algo que Mbappé no le ha perdonado a tuchel, que debería poner de su parte para haberle ayudado a ganar la Bota de Oro. Mbappé no se siente lo suficientemente querido en París y sabe que en el Real Madrid podría acaparar toda la atención y llenar el hueco que dejó Cristiano Ronaldo y que nadie ha sabido llenar en el último año. El hecho de que el Real Madrid, un equipo tradicionalmente ganador, no haya logrado ningún título este año, también le motiva. En París ya empieza a hacerse a la idea de que podrá seguir ganando Ligas, pero que la Champions no está a su alcance, algo que sí piensa que puede conseguir con el equipo blanco.

Poco a poco se van atando los cabos que pueden y deben acabar llevando a Mbappé al Real Madrid. El siguiente paso lo tiene que dar Florentino Pérez pagando sin pestañear lo que le pidan por él. Seria como empezar de cero sabiendo que se le quiere de verdad.


Deja tu Comentario