2019-05-25 12:05 Leo Messi Por: Fede Peris

Tampoco Mbappé puede con él: ¡Sexta Bota de Oro consecutiva de Messi!

Leo Messi consigue una proeza histórica que le reafirma como el mejor futbolista de la historia: ¡¡seis Botas de Oro!!



Mbappé tenía ayer la oportunidad con el PSG de aplastar al modesto Reims a base de goles para intentar igualar o superar los 36 goles de Messi en la Bota de Oro. Mbappé empezó la última jornada de la Liga francesa con 32. Y la acabó con 33. Messi consigue así su sexta Bota de Oro, la tercera consecutiva.



Clasificación final: Messi 36 goles. Su máximo perseguidor, Mbappé, 33. No pueden con él. Seis Balones de Oro consecutivos. Lo que nadie, jamás ha conseguido en la historia del fútbol. Ni Pelé, que no se atrevió a dar el salto a Europa para convalidar sus éxitos en Brasil con la exigencia del fútbol del Viejo Continente. Messi no es el mejor jugador de la historia porque el marketing se empeñe en afirmarlo. Lo demuestra con hechos, como el de este sexto Balón de Oro que confirma que lo suyo no es una moda. Año, tras año, sin bajar el nivel confirma que es el mejor. Y lo bueno es que su calidad no sólo se mide con goles, sino con los goles que da a sus compañeros y su capacidad para mover a todo el equipo retrasando su posición y alejándose del gol. 

A ver quién es el guapo que iguala sus seis Botas de Oro

En 2010 Messi logró su primera Bota de Oro. Desde entonces se ha llevado seis. Y esxo que por ahí anda Cristiano Ronaldo. Y el vigente Balón de Oro, Luka Modric, a quien se le supone cierta habilidad con el gol. Sólo se le supone. Y es que el Balón de Oro vive de supuestos. La Bota de Oro no. El que marca más goles se la lleva, por eso gana siempre Messi, porque no necesita que el marketing decida quién debe ser el ganador.



El primero llegó en 2010 con Guardiola de entrenador. Marco 34 goles. El segundo fue en 2012 con un récord histórico: 50 goles en 37 partidos de una Liga. Un guarismo que difícilmente alguien podrá superar. Y ern 2013 se acercó, llegando a otros 46 que parecen imposibles.

Cristiano Ronaldo y Suárez reinaron en un corto periodo y ya volvió Messi en 2017 para no soltar el galardón, con 37, 34 y 36 goles. 

Como sostienen sus compañeros en el vesturaio del Barça: Leo Messi es el puto amo.