2019-06-14 06:06 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Pedrerol no llenó el Bernabéu porque no estaba Mbappé

El aparato de propaganda e intoxicación de Florentino ha iniciado la campaña para convencernos de que Hazard es un galáctico... pero el Bernabéu no reconoce a más galáctico que a Mbappé.



"Si no van 80.000 mañana, yo no presento el programa". Así puso Josep Pedrerol su granito de arena para hacer feliz al ser superior Florentino Pérez, que disfruta como un niño con zapatos nuevos viendo a sus palmeros mediáticos fabricando humo para generar la ilusión que no ha tenido el Bernabéu en toda la temporada y embaucando al personal con mentiras piadosas.

Cualquier cosa sirve. Fugado Cristiano Ronaldo y a falta de Mbappé o Neymar, el aparato de propaganda de Florentino Pérez se ha puesto manos a la obra en la tarea de convencernos de que Hazard es un galáctico. Nadie lo duda ya en ese entorno. Hazard es tan fenómeno como James, Asensio, Isco o Ceballos, todos ellos candidatos al Balón de Oro hasta que cayeron de la nube a la que les enviaron los flautistas de la prensa madridista. Y lo mismo ocurrirá con Vinicius y Brahim, los últimos inventos a quien los profesionales de la propaganda y la intoxicación han decidido encumbrar hasta que los resultados les coloquen en su verdadero lugar.



Patético ha resultado ver a Pedrerol dando el callo y suplicando a la población flotante de Madrid que se acercara por el Bernabéu. Cada uno pone su granito de arena a su manera en la causa de Florentino. Pero la gente no es idiota, aunque algunos estén convencidos de ello. Hazard se quedó en medio aforo del Bernabéu a partir de una acción coordinada de los medios que hasta en las redes sociales han intentado engatusar al personal para que fueran al Bernabéu a hacer de extras y a evitar que se viera cemento.

Mbappé sí es galáctico

Pero Hazard es lo que es. El galáctico de verdad, el que ilusiona de verdad, y no de mentirijillas, es Mbappé. Y la prueba es que en la presentación de Hazard el público le recordó a su presidente que al que de verdad quieren ver ahí vestido de blanco es a Mbappé y no a imitaciones pseudogalácticas. Pero como Florentino ya no tiene poderes hipnóticos y hace mucho, muchísimo, que no se lleva a un número uno de verdad, Mbappé está en París y ahora va de convencernos a todos utilizando la manipulaciónde que el bueno es Hazard. Tiempo están tardando en decir que es mejor que Messi porque ha ganado la Premier League y el argentino no.

Pero el chico no tiene la culpa. Se trata de un excelente futbolista, como ya ha informado Pep Guardiola almadridismo. Sucede que si Messi es un once, Hazard es un ocho y medio. Y de ahí no pasa. Grandísimo jugador, pero como muchos otros que están a su nivel. Por delante tiene a Messi en el podio de la medalla de oro, a Cristiano Ronaldo en el podio de la medalla de plata y a Mbappé y Neymar en el podio de la medalla de bronce. Y por detrás, Hazard y muchos otros. 



Han intentado llenar el Bernabéu con Hazard y no lo han conseguido. Cristiano Ronaldo debe estar tronchándose desde su yate ibicenco. Si el Real Madrid está mal como equipo y como club, su prensa dócil y genuflexa está a ese mismo nivel. Ya no consiguen embaucar a nadie. Son tantos años de mentiras que ya nadie les cree. Algo tan sencillo como llenar el Bernabéu ya es una misión imposible para Pedrerol y sus tribuletes. Pero lo han intentado, que es lo que cuenta.

 

LAS PRESENTACIONES MÁS MULTITUDINARIAS

  1. Cristiano Ronaldo, 70.000 espectadores
  2. Hazard, 50.000 espectadores
  3. Kaká, 50.000 espectadores
  4. James Rodríguez, 45.000 espectadores
  5. Benzema, 30.000 espectadores
  6. Bale, 30.000 espectadores

Deja tu Comentario