2019-07-02 12:07 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Así robó Florentino a Kubo: ¡¡Billetes, billetes y más billetes!!

Florentino echó mano de la prepotencia para robarle a Kubo al Barça: le pagará a un juvenil casi diez veces más de lo que le ofrecía el Barça.



Sólo con dinero puede competir Florentino Pérez con el FC Barcelona. A base de soberbia y prepotencia. Con billetes y más billetes, el presidente del Real Madrid logró convencer a la promesa japonesa Kubo para que no volviera al Barça y fichara por el Real Madrid. 

Lo ha desvelado el diario As. El Barça le ofrecía un contrato de 250.000 euros al año, una cifra lógica y digna para una promesa de 18 años. El Real Madrid le convenció con una lección de señorío y valores de dos millones de euros por temporada. Así cuida su cantera el Real Madrid, así españoliza su plantilla, sacando la billetera y repartiendo billetes para comprar el amor de sus fichajes a sus colores. ¡Cómo no va a besar Kubo el escudo del Real Madrid en su presentación! Florentino le ha dado diez veces más que la mejor oferta que tenía.



Florentino le pagará casi 10 veces más de lo que le ofrecía el Barça

Kubo tenía la intención de volver al Barça una vez cumplida su mayoría de edad el 4 de junio, tal y como informa As. Pero Florentino y sus billetes le hicieron cambiar de opinión. Kubo llegará al Real Madrid para jugar en el Castilla, en donde el sueldo medio es de 130.000 euros anuales. Luego se extrañará Florentino de que haya mal ambiente en el filial, como ya sucedió con Odegaard.

Es el estilo de Florentino Pérez, acostumbrado a solucionar todos sus problemas sacando la cartera. Así funciona el señorío en el Real Madrid. Y así van llegando jugadores por la puerta grande que luego se marchan por la puerta de atrás. Los últimos años son una buena prueba de ello, desde Odegaard a Ceballos pasando por Theo Hernández, Mariano, Vallejo y un largo etcétera que no le ha servido todavía al veterano Florentino Pérez para aprender que esto del fútbol no va de gastar más que los demás, sino de construir un proyecto coherente que, desde luego, no pasa por tener tres entrenadores diferentes en una misma temporada. 

 



 


Deja tu Comentario