2019-07-07 14:07 Fichajes Por: Fede Peris

El Atlético coge una pataleta e intenta entorpecer el fichaje de Griezmann

El Atlético denuncia al Barça y a Griezmann por haberle faltado al respeto, se niega a negociar con el club azulgrana y cita al jugador para el primer entrenamiento de la pretemporada.



Antoine Griezmann será presentado la próxima semana como nuevo jugador del FC Barcelona. Le guste o no al Atlético de Madrid, que ha cogido una soberana pataleta e intenta entorpecer el fichaje del jugador con el Barça. Es la rabieta del mal perdedor.



Bartomeu levantó la liebre admitiendo que se había producido una reunión entre representantes del Atlético y del Barcelona para tratar el traspaso de Griezmann en lugar apostar por el pago de la cláusula de rescisión, lo que permitiría al Barcelona ahorrarse un buen pellizo económico en impuestos y aplazar el pago del fichaje. 

El Atlético acusa ahora al Barça de haber "faltado al respeto al Atlético de Madrid y a todos sus aficionados". El club ha emitido un comunicado oficial en el que expresa: "el 14 de mayo Antoine Griezmann comunicó a Miguel Ángel Gil, Diego Pablo Simeone y Andrea Berta su decisión de abandonar el club a final de temporada. En los días posteriores a dicho encuentro, el Atlético de Madrid tuvo conocimiento de que el Fútbol Club Barcelona y el jugador habían alcanzado un acuerdo el pasado mes de marzo, en concreto en los días posteriores al partido de vuelta de nuestra eliminatoria de Champions League contra la Juventus, así como que habían estado negociando las condiciones del acuerdo desde mediados de febrero".



Y añade: "En referencia a la declaración del presidente Bartomeu realizada en el día de hoy, queremos manifestar que es cierto que en el día de ayer se produjo una reunión entre Miguel Ángel Gil y el CEO del Fútbol Club Barcelona, Oscar Grau, a petición del Barcelona y que en dicha reunión, el señor Grau manifestó su intención de, una vez haber sido modificada la cláusula de rescisión del contrato de Antoine Griezmann y haber pasado de 200 a 120 millones de euros, pedir un aplazamiento del pago del referido importe de la cláusula vigente a partir del 1 de julio".

Y el Atlético se niega:  "Evidentemente la respuesta del Atlético de Madrid fue negativa, entendiendo tanto que el Fútbol Club Barcelona como el jugador han faltado al respeto al Atlético de Madrid y a todos sus aficionados. Como consecuencia de todo ello, en el día de hoy, el Atlético de Madrid ha requerido al jugador, a su hermana como agente del futbolista y a su abogado, que Antoine Griezmann, en cumplimiento de sus obligaciones contractuales con nuestro club, comparezca el próximo domingo en las instalaciones de la entidad con el fin de empezar la pretemporada con el resto de sus compañeros. El Atlético de Madrid quiere expresar su más enérgica repulsa por el comportamiento de ambos, en especial del Fútbol Club Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual con el Atlético de Madrid en un momento de la temporada donde el club se estaba jugando, no sólo la eliminatoria de Champions ante la Juventus, sino el título de Liga contra el propio Fútbol Club Barcelona, algo que consideramos vulnera los periodos protegidos de negociación con jugadores y altera las normas básicas que rigen la integridad de toda competición deportiva, además de suponer un enorme perjuicio para nuestro club y sus millones de aficionados".

Griezmann no volverá al Atlético. El Barça pagará la cláusula sin llegar a un acuerdo con el club colchonero y las relaciones entre ambos clubes sufrirán un retroceso importante. Es la rabieta de quien no ha sido capaz de retener a su jugador franquicia.