2019-07-08 16:07 Real Madrid Por: Fede Peris

El madridismo le recuerda a Bale que no es querido en su primer día de trabajo

Bale ha sido abucheado por la afición a la salida del primer entrenamiento de la temporada en Valdebebas.



Gareth Bale ha sido abucheado a la salida en Valdebebas de su primer día de trabajo. Y ha tenido que escuchar gritos de mercenario y "desagradecido, vete de aquí". Es la cruda realidad de Bale, que estaba llamado a coger el relevo de Cristiano Ronaldo a la salida de éste del club y que ha fracasado estrepitosamente en su objetivo de líder del equipo.



Y Florentino Pérez considera que Bale está de más en el Real Madrid porque la ficha que cobra (17 millones de euros) le obliga a un plus que parece que ni puede ni quiere ofrecer, más pendientes de sus viajes a Gales para jugar a golf que de sus propias obligaciones como futbolista del Real Madrid.

Florentino no encuentra pretendientes para Bale

Lo cierto es que Bale, que sigue sin integrarse plenamente ni a la plantilla blanca ni a la vida española, se ha convertido en un problema para Florentino Pérez porque los aspirantes a llevárselo se asustan ante las cifras que cobra y también ante su fragilidad física. 



La relación con Zidane es fría y distante y el técnico ya ha mostrado su predisposición a apostar por Hazard en la posición que debería ocupar Bale. Zidane se lo ha repetido varias veces: "No vas a jugar". Incluso le ha amenazado con relegarle al lateral izquierdo. Pero Bale no reacciona. Le da igual. Tiene contrato en vigor y sólo aspira a cumplirlo, a no ser que llegue alguien dispuesto a mejorarle la ficha, algo absolutamente imposible.

Nadie le puede obligar a irse del Real Madrid si no quiere. Pero está avisado. El entrenador le ha advertido de que no jugará. La directiva le ha mostrado su decisión de venderle. Sus compañeros casi ni le hablan, porque insiste en no hablar en castellano Y la afición se lo recuerda cada vez que se le ve en público: "no te queremos". ¿Será capaz de seguir en el Real Madrid en esta situación? Parece que sí.