2019-07-24 07:07 Fichajes Por: Fede Peris

La llamada de Neymar a Florentino que despeja su futuro inmediato

El entorno de Neymar aconseja a Florentino Pérez que no participe en una subasta por Neymar porque sólo quiere ir al Barça.



Leonardo, el director deportivo del PSG, ya le ha comunicado a Neymar que si no existe ninguna posibilidad de que se quede en el PSG, el club abrirá una subasta con él para venderle al mejor postor.

Y ahí entran el Real Madrid, la Juventus, el Bayern y el Manchester United. Pero Neymar tiene las ideas claras: Barça o Barça. No hay alternativa. Que el PSG no quiera venderle al Barça no quiere decir que a él le dé igual su futuro destino. Sólo aceptará su salida al FC Barcelona.



Florentino está avisado

Por eso, desde el entorno de Neymar, han contactado con Florentino Pérez para informarle de que por la cabeza de Neymar no pasa jugar en el Real Madrid y que su único deseo es jugar en el Barcelona. Ante esta confesión, Florentino Pérez lo tiene muy claro. Ya había descartado su fichaje, pero permanecía atento a los acontecimientos por si la estrella brasileña se podía poner a tiro a un precio asequible, que no es el caso. 

Bartomeu ya le ha dicho a Neymar que el Barça no participará de una subasta y que intentará hacer una oferta digna por él en la que se incluirán varios jugadores. El PSG está en su derecho de no aceptarla, pero la presión que le supondrá retener a Neymar en contra de su voluntad supondría una bomba de relojería que puede explotarle en las manos al presidenter Al Khelaifi si persiste en  su idea de entorpecer el regreso de Neymar al Barcelona.

En este sentido el técnico Tuchel ya ha advertido a Leonardo y a su presidente que no le hace ninguna ilusión mantener a Neymar en la plantilla a disgusto porque la convivencia en el vestuario podría envenenarse. De hecho Neymar se lleva a matar con alguno de sus compañeros.



Objetivo: evitar una subasta

Neymar tiene las ideas claras. Quiere volver al lado de Messi y recuperar el número once de la camiseta azulgrana. No le seduce el Real Madrid ni la idea de convertirse en un nuevo Figo de la historia del Barça. Tampoco le va el fútbol de la Premier League, ni el italiano, en donde se imponen las defensas con su dureza táctica.

Por eso en las últimas horas el entorno de Neymar se ha ocupado de dejar claro a los posibles clubes interesados, que se olviden. El objetivo es evitar una subasta.                                                                                               

 


Deja tu Comentario