2019-07-24 08:07 Fichajes Por: Fede Peris

Los planes secretos de Bale para salir del Madrid: Zidane pica y Florentino se cabrea

Descubrimos los planes de Gareth Bale para forzar su marcha del Real Madrid en las mejores condiciones para él.



Por si quedaba alguna duda, Gareth Bale no sólo no jugó ante el Bayern Múnich en el primer partido de la pretemporada del Real Madrid. Ni siquiera fue convocado. La situación coloca al Real Madrid en el disparadero. No hay marcha atrás, y más después de que Zidane dijera que "mejor si Bale se va mañana del Real Madrid".

Ahora los clubes que puedan estar interesados por Bale saben que el Real Madrid va desesperado por sacárselo de encima y que es más la necesidad del club madridista por vender que la que puedan tener ellos por comprar. Y Bale y su agente saben que la partida se les ha puesto de cara para salirse con la suya en una estrategia muy claro que se han propuesto llevar a la práctica.



Los planes de Gareth Bale

El objetivo de Bale es conseguir que el Real Madrid le conceda la carta de libertad para después elegir él el club en el que desea seguir jugando. Es decir, Bale entiende que si el Real Madrid no cuenta con él, lo lógico sería que le dejen en libertad.  Así se ahorrarían la ficha más cara de toda la plantilla. De esta manera todo el dinero que pueda generar su cambio de aires irá a parar a su bolsillo y al de su representante.

Las palabras de Zidane hablando de la marcha de Bale ("Si se va en las próximas 24 o 48 horas, mejor") dejan al descubierto el farol que se había marcado el club de cara al mercado: "Bale es jugador del Madrid, tiene contrato en vigor y no hay ofertas por él". De esta manera el club blanco quería hacerse valer ante el posible interés de cualquier equipo, pero las palabras de Zidane dejan al descubierto los planes del club blanco. 

Zidane ha picado en el anzuelo de Bale y Florentino se ha mosqueado mucho. No le interesaba nada, nada, que trascendiera que el club quiere echar a Bale. Las palabras de Zidane no han gustado en la cúpula de mando del club porque el jugador se ha devaluado automáticamente.



Y mientras tanto Bale y su agente se frotan las manos. Cuanto más desesperada sea la situación, cuanto más se irrite Zidane por tener que ver a su lado a Bale, más fácil será conseguir el gran objetivo de salir del club con la carta de libertad. Bale sabe que un club como el madridista no puede permitirse el lujo de tenerle un año más en el banquillo o en la grada. Y a ello se agarra para salirse con la suya.

 

 


Deja tu Comentario