2019-07-24 08:07 Fichajes Por: Fede Peris

El PSG responde al interés del Barça por Neymar llevándose a un crack blaugrana

El PSG se lleva a Simons pagándole como a un profesional cuando sólo tiene 16 años. Los técnicos del Barça no consideran su marcha como una pérdida grave.



Xavi Simons, la perla de la cantera blaugrana, de 16 años, que jugaba en el cadete A, se va del Barça porque no era jugador para el Barça. Alguien que a los 16 años chantajea al club exigiendo un dinero que no está en consonancia con lo que se paga en su categoría no merece seguir en el Barça. Si lo que a esa edad lo que busca en el fútbol es dinero, mejor que se vaya y que se cubra de oro en otro lugar. De un chaval al que el Barça se lo ha dado todo desde los 8 años se esperaba otra cosa. Y que le vaya bonito y mejor que a otros muchos que han seguido su camino hipnotizados por el dinero y se han pegado luego un sonoro batacazo.

Raiola se lleva a Simons al PSG

Simons llevaba nueve temporadas en el Barça. Acababa contrato, se ha puesto en el mercado y su representante, el inefable "Míster Dólar Mino Raiola", le ha colocado en el PSG, que le pagaba más que el Barça. De esta manera, llevándose la perla más preciada de la cantera del FC Barcelona, el PSG responde a la desestabilización que le ha supuesto el interés blaugrana por Neymar. 



Simons, de origen holandés, ha intentado arreglar su falta de compromiso con el club que se lo ha dado todo escribiendo una carta de despedida a la afición que no engaña a nadie: “dejo una parte de mí en Barcelona y una parte de Barcelona siempre estará conmigo. Es un día complicado para mí porque a nadie le gusta despedirse y menos cuando tienes que decir adiós a la que ha sido tu casa”.

El Barça se negó a pagarle una millonada

El Barça le hizo una oferta de renovación valorándole por encima de sus compañeros, pero dentro de una lógica de acuerdo con su edad. A los 16 años no se pueden pagar millonadas. Y menos en este caso. Simons es un jugador con un gran marketing, al estilo de Cristiano Ronaldo, cuida mucho las redes sociales y tiene cientos de miles de seguidores. Pero los técnicos del club no valoran el marketing sino el rendimiento, que va mucho más allá de una melena rubia y rizada que le hace destacar sobre los demás.

Para los técnicos, Simons no era imprescindible. De hecho otros compañeros, como Ilaix, Casadó, Alba o Alastuey, están mejor valorados que él y son mnás imprescindibles. Y su pérdida no es considerada como un drama. Hubiera sido mejor si se hubiera quedado, pero el Barça no pierde, ni mucho menos, un Messi en potencia. Y más en este caso, que el chaval cuenta con un evidente déficit físico como consecuencia de su escasa estatura y corpulencia.



Aunque el club lo ha negado, se sabe que la oferta del Barça para retener a Simons fue de 200.000 euros. Por lo visto mucho menos de lo que le ofrece el PSG. 

Que le vaya muy bien y que no tenga necesidad de volver a "su casa" y llamar a la puerta para que le den algo después de fracasar en su asalto a la gloria lejos del Camp Nou.

Así juega Simons


Deja tu Comentario