2019-08-08 06:08 Real Madrid Por: Redacción MB

¡¡Y apareció Hazard!! ¡¡Qué bueno que viniste!! (0-1)

El Real Madrid se impone al Salzburg sin una mejoría reseñable en su juego, pero con la aportación decisiva de Hazard... que para eso le fichó el Real Madrid.



El Real Madrid saltaba al Red Bull Arena con un evidente cambio de esquema que planteaba Zidane en este partido, con tres centrales y cinco centrocampistas junto a esa dupla llamada a dar grandes tardes de gloria, la formada por Hazard y Benzema.



LA VUELTA DE CASEMIRO, CLAVE

Más allá de lo evidente, el Real Madrid mostró desde el primer minuto más ganas que en cualquiera de los cinco partidos precedentes. La presencia de Casemiro en el equipo titular no solo daba equilibrio, que también, sino que su omnipresencia permitía que los laterales subieran sin el miedo a sus espaldas, más allá de que Marcelo siga cometiendo errores de bulto, algo que parece que volverá a ser un clásico esta campaña.

HAZARD-BENZEMA, LETALES



La sociedad formada por Benzema y Hazard mostró buena sintonía desde el arranque. De hecho, a los 12 minutos, un centro del belga al segundo palo no terminó en gol del ‘9’ porque una mano salvadora de Stankovic lo evitó con una gran intervención.

No se quedó ahí el flujo ofensivo entre el belga y el francés. De hecho, apenas seis minutos después de esa acción, llegó el 0-1. El Madrid de los contragolpes eléctricos hacía acto de presencia. Courtois se quedaba con un córner que había sacado el Salzburgo y, a partir de ahí, solo dos jugadores, Hazard y Benzema, se lo guisaron y se lo comieron. El francés controló el saque de su portero y le puso el balón al hueco para que Hazard, tras encarar a un rival, se sacara un gran derechazo desde fuera del área que acabó en la red. Un gran gol, muy típico de Hazard que, además, abría su cuenta realizadora como futbolista del Real Madrid.

MARCELO Y SUS ERRORES

La imagen del Madrid estaba siendo buena, sin embargo, y a pesar de jugar con esa línea de tres centrales, algunos despistes siguen mostrando errores de bulto en un equipo que sigue estando todavía por trabajar. De hecho, Minamino perdonó una ocasión clarísima en el segundo palo, mal cerrado por Marcelo. Un error de bulto que, sin embargo, no escondió el fallo defensivo del segundo capitán del Real Madrid.

EL MADRID PERDÍA INTENSIDAD

Si el primer tiempo nos había mostrado cosas nuevas y mejoradas en el Real Madrid lo cierto es que el arranque de la segunda fue como si a los de Zidane se les hubieran acabado las pilas. Los blancos perdieron el balón, el Salzburgo empezó a meter la pierna cada vez más fuerte e, incluso, se veía más a Courtois que al portero local. Casemiro, Militao yHazard fueron ‘desapareciendo’ del campo y el equipo lo notó.

VINICIUS-JOVIC, NUEVA DUPLA

El encuentro se fue igualando por momentos porque el Salzburgo creía que podía empatar y porque al Madrid ya le empezaban a pesar las piernas. Zidane colocó a Vinicius con Jovic en la parte de arriba. El serbio y el brasileño tuvieron varias opciones pero ‘Vini’  no terminó de encontrar el hueco y el ex del Eintracht se encontró con las manos del portero en un buen zurdazo. Fue de lo poco que llevarse a la boca de un segundo tiempo que fue más soso y no dejó ningún tipo de conclusión. 
 

Ficha técnica

Salzburg, 0 - Real Madrid, 1

Salzburgo 0: Stankovic; Kristensen, Ramalho, Onguene, Ulmer; Bernede, Samassekou; Minamino, Szoboszlai; Haaland y Koita

Real Madrid 1: Courtois; Carvajal (Odriozola 75’), Militao (Nacho 46’), Varane, Ramos, Marcelo Casemiro (Valverde 46’), Kroos, Isco (Lucas 75’), Hazard (Jovic 61’) y Benzema (Vinicius 75’).

Goles: 0-1 Hazard (18’)

Estadio: Red Bull Arena.