2019-09-02 15:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Carvajal sufre una preocupante barcelonitis aguda

Carvajal muestra su brutal complejo de inferioridad respecto al FC Barcelona.



El Barça empató en Pamplona y para el diario Marca "el Barça sigue perdiendo puntos". El Real Madrid empató en Villarreal 30 horas después y para Marca "Bale salva los muebles". Es la diferencia entre el antibarcelonismo y el servilismo de los medios madrileños a los intereses de Florentino Pérez, para quien la propaganda es vital para tener anestesiado al personal.

Y dentro de esta anestesia generalizada se encuentran los propios jugadores del Real Madrid, afectados de una lógica barcelonitis aguda que viene dada por los 17 y 19 puntos de diferencia que les ha separado del Barcelona en La Liga en las dos últimas temporadas. Visto así, ir en la tercera jornada un punto por encima del FC Barcelona no sólo es un exitazo, sino una proeza.



Los complejos de Dani Carvajal

Así lo ha demostrado Carvajal, un jugador que históricamente ha demostrado tener un importante complejo de inferioridad respecto al Barcelona. Preguntado por el pinchazo de ayer del Real Madrid, no se le ocurrió otra cosa que sacar pecho porque "el Barcelona ha pinchado ya dos veces". Por tanto, todos contentos. ¡Qué bajo ha caído el Real Madrid!

Y el personal, anestesiado con un penalti que no existió de Albiol o Vinicius. Todo el aparato de propaganda de Florentino Pérez desplegado para denunciar la terrible injusticia que se cometió contra el Real Madrid en Villarreal. Ni una palabra sobre la flagrante falta de Modric que dio origen al gol del empate final de Gareth Bale.

Así se entiende que los árbitros salgan amedrentados ante un posible error que perjudique al Real Madrid. Saben que beneficiarle tiene premio y que perjudicarle significa exponerse a una brutal campaña mediática en su contra que puede apartarles de la internacionalidad o alejarles de su progreso como árbitros de Primera División. 



Así se escribe la historia de un Real Madrid que vive feliz, descolgado de la cabeza, pero orgulloso de que el Barcelona haya pinchado dos veces en esta Liga. Lögico si recordamos que la temporada pasada la única alegría que recibió el madridismo llegó en Anfield y allí no estaba el Real Madrid... ni se le esperaba.

 


Deja tu Comentario