2019-09-12 09:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Antoine Griezmann tiene un problema serio con Leo Messi

Messi es consciente de que Neymar no es ahora su compañero en el Barça porque el club invirtió su dinero en Griezmann.



Antoine Griezmann está llamado a entender a las mil maravillas con Leo Messi. Su fútbol de toque, de pase corto, es ideal para congeniar con el astro argentino. Todo invita a pensar que están hechos el uno para el otro para llevar al Barça a lo más alto.



Sin embargo, su relación va a ser difícil. Griezmann deberá esmerarse mucho para ganarse la confianza de Messi y ser aceptado en su círculo de íntimos, como es el caso de Luis Suárez. A Messi no le gustó nada el show que montó el pasado verano vacilando al Barça con su futuro y decidiendo a última hora que se quedaba en el Atlético cuando todos le esperaban con los brazos abiertos en el Camp Nou.

Neymar no está en el Barça por "culpa" de Griezmann

Por otro lado, Messi es consciente de que Griezmann es el causante indirecto del fracaso del club en su intento por traer de vuelta a Neymar. Messi está informado de todos los detalles. El Barça se lanzó a por Griezmann convencido de que no tendría que pagar la cláusula de rescisión, que llegaría a un acuerdo con el Atlético y que, al margen de ahorrarse el IVA de los 120 millones, podría realizar el pago a plazos.



Pero el Atlético se cerró en banda y el Barça se vio obligado a pedir un crédito para pagar al contado a Griezmann. Ante esta tesitura económica, Bartomeu se quedó sin recursos para afrontar el fichaje de Neymar en las duras condiciones que imponía el PSG. Es decir, que si el Barça no hubiera contratado a Griezmann, los más de 120 millones que se invirtieron en él podrían haberse empleado en Neymar.

De cualquier forma, Griezmann no tiene la culpa y tratará por todos los medios de ganarse la confianza de Messi, que acabará aceptándole si el francés responde en el campo, sube el nivel de juego del equipo y lo hace con generosidad. En los próximos partidos saldremos de dudas, dado que hasta ahora Griezmann y Messi no han tenido todavía la oportunidad de jugar juntos.