2019-09-12 19:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

As desautoriza a Florentino con su tontería de llevar al Madrid a la NBA

Florentino lleva años filtrando que el Real Madrid puede jugar en el NBA, algo incierto absolutamente.



Cualquiera que esté metido en el mundo del baloncesto sabe que es absolutamente imposible que el Real Madrid, ni ningún otro equipo europeo, pueda jugar en la NBA.

Pero desde hace años Florentino Pérez va dando la tabarra con este asunto que carece de una total consistencia. Y lo hace para amenazar e intentar que los árbitros de aquí le sean favorables a su equipo. Él piensa que le roban y pone como ejemplo las dos últimas finales de la Copa del Rey ante el Barcelona.



Pero no dice nada de la final del "campo atrás" en la que los árbitros favorecieron al Real Madrid descaradamente. Sólo se acuerda de lo que le interesa. Incluso en la última final se acuerda del error arbitral que perjudicó al Real Madrid con el tapón de Randolh que fue legal, pero se olvida de que cinco segundos antes los árbitros se tragaron una falta escandalosa antideportiva del propio Randolh. Así que una cosda por la otra.

Lo cierto es que Florentino no asusta a nadie porque todos saben que es imposible que el Real Madrid juegue en la NBA, una idea que sólo existe en la fantasiosa mente de florentino Pérez.

Así le desmonta la mentira el diario As



1.- Criterio médico

Desde hace unos años la NBA estudia fórmulas para reducir el número de partidos (sobre todo de back to backs, disputar dos encuentros en días consecutivos) y viajes con el objetivo de primar el descanso de los jugadores.

2.- Un nuevo pabellón

Para poder jugar en la NBA, uno de los requisitos fundamentales es contar con un pabellón que requiera una serie de condicionantes de aforo, comodidad, tecnología... que obligarían al Real Madrid a abandonar el Palacio (WiZink Center) y a construir una nueva instalación. 

3.-El visto bueno de los propietarios

Para que la NBA ampliase su número de franquicias, actualmente fijado en 30, su Board of Governors (Junta de Propietarios) debería aprobar esta expansión. Algo que no parece tan claro ya que significaría dividir las ganancias obtenidas por la Liga (el célebre BRI de la NBA) en más partes si finalmente se decidiese aceptar más equipos.

4.-Dura competencia

En relación al punto anterior encontramos la amplia competencia entre ciudades por abrirse a la NBA. En los últimos tiempos se ha convertido en un tema recurrente la posibilidad de que Seattle vuelva a contar con una franquicia, pero por el momento no hay un plan concreto ni mucho menos fechas para ello. Otra ciudad que podría volver a formar parte de la Liga es Kansas City, si bien no existe ningún tipo de promesa a corto plazo. En el plano internacional, Ciudad de México aparece mucho mejor ubicada que Madrid.

5.Una división, no un equipo

En el caso de que algún día la NBA concrete el viejo anhelo de David Stern y establezca raíces firmes en Europa, lo haría con una división completa de equipos. En ningún caso con un solo club. Sería la única manera de poder racionalizar los problemas logísticos y de desplazamiento si algún día la Liga llega a disputarse en dos continentes al unísono.

6.-Las diferencias económicas

El equipo europeo que quisiera competir en la NBA tendría que ser capaz de funcionar en el mismo nivel de generación de ingresos, regirse con un modelo similar de negocio. Basta con recordar que el presupuesto de la sección de baloncesto del Real Madrid para la temporada 17-18, el mayor de Europa y el más alto en la historia del club, fue de 44 millones de euros Menos de la mitad del límite salarial que se fijó para cada una de las 30 franquicias de la NBA el pasado curso (101,87), y cuyo suelo estaba establecido en 91,69 millones —cantidad a la que hay que llegar para evitar una multa por parte de la Liga—

 


Deja tu Comentario