2019-09-13 14:09 Fichajes Por: Fede Peris

La llegada de Neymar al Barça en enero depende de lo que pase mañana

La reacción del público del PSG con Neymar el sábado ante el Estrasburgo marcará el futuro de Neymar, que podría acelerar su marcha al Barça en el mercado de invierno.



El sábado es un día clave en el futuro de Neymar. El PSG se mide a las 17.30 al Estrasburgo en el Parque de los Príncipes. De lo que pase en este partido depende el futuro de Neymar. Si las cosas salen bien, seguirá en el PSG. Pero si salen mal, se abrirán de par en par las puertas del Barça para en él de forma inmediata: en el mercado de enero.



La reacción del público del PSG ante el primer partido de Neymar con su equipo en esta temporada será vital. Después de haber intentado por todos los medios su marcha y que incluso desde Barcelona el propio Messi haya reconocido conversaciones privadas con él en las que le manifestaba su deseo de dejar el PSG para fichar por el Barça, los aficionados parisinos están de uñas con el jugador.

El diario Le Parisien, el medio mejor informado sobre el PSG, ha adelantado que  Neymar no tendrá un recibimiento agradable este próximo sábado por parte de su afición. 



Se esperan cánticos y pancartas ofensivas contra Neymar

A ello han contribuido unas declaraciones de su padre en las que indicaba que su hijo "nunca ha sido del todo feliz en París, al contrario de lo que le sucedió en Barcelona". Y ha añadido: "Un brasileño solo quiere ser feliz donde está y estaba muy feliz allí".

El club ha hecho todo lo posible para calmar los ánimos de sus aficionados en los últimos días, pero se espera para el partido del sábado la presencia de pancartas contrarias al jugadores y de cánticos insultantes hacia él. Todo ello jugaría a favor del FC Barcelona. Si el ambiente en París se hace irrespirable para Neymar, no sólo será el jugador el que insistirá en marchar, el propio PSG hará lo posible por buscarle una rápida salida. Y eso podría suceder en el próximo mercado de invierno.

El partido del sábado es clave, pues, para el futuro de Neymar y su regreso al Camp Nou.