2019-09-22 10:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

Soldado tenía impunidad: ¡Le perdonaron dos veces la expulsión!

El VAR no entró en dos ocasiones en las que Roberto Soldado tendría que haber sido expulsado.



El FC Barcelona perdió merecidamente en el Nuevo Los Cármenes por 2-0 contra el Granada, pero esto no quita que el colegiado cometiera decisiones dudosas en contra del equipo catalán. La primera llegó rápido: en el primer minuto del encuentro. Los nazaríes se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Azeez, pero este no tendría que haber subido al marcador por una falta previa sobre Lenglet: el central francés estuvo renqueante durante el primer cuarto de hora del encuentro debido al fuerte choque que sufrió.

Pero esto no es lo único, porque mientras que al colegiado Cuadra Fernández no le temblaba el pulso para señalar las faltas de los jugadores del FC Barcelona, se mantenía bastante permisivo con los granadinos. La prueba más evidente la tenemos en el jugador más marrano del Granada: Roberto Soldado, que tendría que haber sido expulsado en dos ocasiones durante la segunda mitad.



Las dos expulsiones que perdonaron a Soldado

La primera llegó en el minuto 48, cuando Roberto Soldado le clavó los tacos en el estómago a Gerard Piqué. Curiosamente el VAR no entró en esta ocasión -algo que sí haría con las manos de Arturo Vidal en el área minutos más tarde-, por lo que Cuadra Fernández únicamente amonestó al canterano madridista con una tarjeta amarilla.

Pero para colmo, tres minutos más tarde, el propio Roberto Soldado entró con todo a un balón que había atrapado Ter Stegen en el área pequeña y le propinó un rodillazo en la cabeza impropio de un profesional, con la única intención de hacer daño. Tampoco entró el VAR. No le mostró ni siquiera amarilla y su entrenador, muy listo, le terminó sustituyendo.


Deja tu Comentario