2019-09-28 06:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Toda la verdad sobre el juicio y la visita de Neymar a Barcelona

Neymar vino a Barcelona para irse de fiesta y no para asistir al juicio



Neymar llegó anoche a Barcelona, supuestamente para declarar en el juicio que le tiene enfrentado al FC Barcelona por la prima de renovación. El Barça considera que no le debe pagar nada porque se largó sin cunmplir el contrato firmado y Neymar (o más bien su padre) sostiene que tiene que cobrar íntegramente esa prima porque de no haber renovado por cinco años nunca le podía haber sacado al PSG 222 millones.

Lo cierto es que el clan Neymar aterrizó a Barcelona y pronto supimos el porqué de la presencia del futbolista. Vino a disfrutar de la noche barcelonesa cenando con sus amigos, entre ellos el barcelonista Arthur Melo y Batistao, y luego se tomó unas copas en una discoteca de moda.



Al día siguiente, ni rastro por los juzgados. A Neymar se le vio de noche, pero no de día. El trabajo judicial lo realizaron los abogados de ambas partes. Intentaron llegar a un acuerdo previo para evitar el juicio, pero no se produjo. Las dos partes están enfrentadas y no dan su brazo a torcer. Y mientras eso ocurría, Neymar ya estaba de vuelta a París una vez cumplido su objetivo de marcarse una fiesta nocturna en Barcelona.

Neymar perdona todo si le ficha el Barça

Radio Barcelona anunció que Neymar estaba dispuesto a perdonar la supuesta deuda que el Barça tiene contraída con él y que en su momento depositó ante un notario si finalmente se culmina su fichaje por el club azulgrana en el mercado de invierno. De hecho, la misma fuente asegura que Neymar está dispuesto a perdonar la deuda si el Barça le firma por escrito que va a ficharle en breve.

Neymar le puso una denuncia al FC Barcelona porque solo le abonó 14 de los 40 millones pactados por el bonus de su renovación cuando pertenecía a la disciplina barcelonista. Ahora pide los 26 millones restantes más intereses, mientras que el Barcelona le reclama los 14 que pagó más daños y perjuicios por incumplimiento de contrato.



Los 43,65 millones de euros que el delantero brasileño Neymar da Silva reclama al Barcelona podrían ser un premio de fidelidad, como asegura la entidad azulgrana, o una compensación fiscal, según la versión del jugador.

El club ha recordado que en 2017 "queríamos que se quedara. Por eso le dijimos que, a partir del 1 de septiembre, cuando ya se habría cerrado el mercado de fichajes, podía pasar a recoger ese dinero". Pero antes de esa fecha el PSG pagó 222 millones y él se fue.

La versión de las dos partes

La versión de Gustavo Ribeiro Xisto, uno de los abogados de Neymar es que negoció el contrato del jugador: "Les dijimos que, por cómo se habían hecho las cosas en el primer contrato con el Barça (el de 2013), teníamos un procedimiento fiscal abierto en Brasil de 42 millones de euros. En principio, pedimos 95 millones, pero finalmente fueron 64,4 porque los íbamos a cobrar íntegros a la firma del nuevo contrato. Eran para compensar ese perjuicio fiscal".

En cambio, el Barça siempre ha considerado que esos 'bonus' por renovar formaban parte de la ficha del jugador y a la hora de calcular esas cantidades siempre las has prorrateado entre los años de duración del contrato.

Por eso, de ese primer contrato que Neymar firmó hasta el 30 de junio de 2018 y por el que cobró una prima de fichaje de 8,5 millones de euros, el Barça le reclama ahora 1,7 millones, la parte proporcional al último año que no cumplió.

Y también le pide que le devuelva los 20,75 millones que ya le avanzó cuando renovó en julio de 2016, porque entiende que el brasileño actúo de mala fe, pues ya tenía un pie en París.

 

 


Deja tu Comentario