2019-09-29 07:09 Real Madrid Por: Fede Peris

La intensidad mató al fútbol en el derbi madrileño (0-0)

Real Madrid y Atlético disputaron un partido muy táctico en el que las individualidades no tuvieron espacio para el lucimiento.



Mucho ruido y pocas nueces. Al derbi madrileño le sobró intensidad y le faltó magia. Pero el empate a cero final sabe a gloria al Real Madrid, que conserva el liderato en solitario y vuelve a dejar su puerta a cero. Por tercer partido consecutivo el rival no ha disparado entre los tres palos de la portería blanca.

El proclamado derbi de la intensidad fue básicamente eso, un culto a lo intenso, aunque se quedó bastante corto a nivel futbolístico. El Madrid acabó el partido más entero aunque con la sensación de que a Zidane le faltó colmillo para haber ido seriamente a por la victoria cuando el Atlético más sufría. 



VALVERDE, EL 'POGBA' QUE ZIDANE QUERÍA EN ESTOS PARTIDOS

La declaración de intenciones de ambos equipos en cuanto se conocieron las alineaciones oficiales era evidente. Ir a la pelea en el centro del campo con más músculo que talento. Zidane prefirió dejar fuera a James y a Modric para meter a un todoterreno como Valverde en previsión de que Simeone pusiera a los Thomas, Koke y Saúl de turno. La pizarra nos dejaba una clara X.

LAS PÉRDIDAS DE BALÓN, EL GRAN MIEDO

Con lo que plantearon ambos técnicos no fue extraño ver una primera parte como la que sufrimos en el derbi. Poquísimas ocasiones, mucho balón largo y todo el juego muy encorsetado para no salirse del guión. De hecho, ambos intentaban hacerle la misma trampa al rival, presionarle cuando tocaban el balón los defensas. El Atlético se dio cuenta pronto y empezó a estamparle pelotazos al cuero en cuanto intuían a BenzemaKroos o Valverde merodeando por la zona. Al Madrid, sin embargo, le costó más renunciar al estilo de tratar de sacar el balón jugado y eso se tradujo en algunas pérdidas tontas de Varane o Carvajal al sacar la pelota desde atrás. Por suerte, no hubo consecuencias posteriores.

KROOS, LOS DOS MEJORES TIROS DEL MADRID

Oportunidades de gol hubo poquísimas, prácticamente ninguna. El Madrid tuvo dos buenos disparos de Kroos desde fuera del área que sacó Oblak mientras que el peligro del Atlético llegaba por la banda que tenían que defender Nacho y Hazard, fundamentalmente por las subidas de Trippier. En una de esas jugadas, una mano salvadora de Courtois evitó un remate de Koke que podía haberle costado a los merengues encajar un gol psicológico por lo cercano del descanso.



NIVEL DE ACIERTO BAJÍSIMO

Si la primera parte había sido mala, el arranque de la segunda no le fue a la zaga. La acumulación de errores por parte de los dos equipos era bestial. Si Carvajal fallaba un pase, Koke le imitaba. Si Joao Félix la perdía, Hazard hacía lo propio. Por momentos, más que un derbi de Primera División parecía que estábamos viendo uno de divisiones inferiores. Malísimo.

OCASIÓN CLARA PARA BENZEMA

Los minutos pasaban y no había nada ofensivamente hablando que llevarse a la boca. Eso sí, por momentos el Atlético parecía flojear en lo físico, momento que aprovechó el Madrid para echarse encima del área local y, con ello, crear la ocasión más clara del partido, un remate de cabeza de Benzema a centro de Nacho que despejó Oblak con una gran parada cuando la pelota se colaba. Fue lo último interesante que se vio en el partido, la señal más clara de que mucha intensidad, sí, pero fútbol, poco. 
 

Ficha técnica

Atlético, 0 - Real Madrid, 0

Atlético de Madrid 0: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi (Lemar 60’); Koke, Thomas, Saúl, Vitolo (Correa 46’); Joao Félix (Llorente 69’)  y Diego Costa

Real Madrid 0: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Nacho; Casemiro, Kroos, Valverde (Modric 68’); Hazard (James 75’), Benzema (Jovic 87’) y Bale

Árbitro: González González. Amonestó a Nacho, Varane, Thomas

Estadio: Wanda Metropolitano.


Deja tu Comentario