2019-09-28 18:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

No estaba Messi y la magia la puso Ter Stegen (0-2)

El Barça, sin Messi, ha salvado un partido decisivo para mantenerse en lo alto de la tabla ganando su primer partido fuera de casa esta temporada.



El de esta tarde en el Coliseo Alfonso Pérez de Getafe era un partido vital para el FC Barcelona. Incluso dramático. Otro tropiezo habría acarreado consecuencias imprevisibles, habría cuestionado la continuidad de Valverde y habría restado muchas opciones al equipo blaugrana para revalidar el título de La Liga. Pero el Barça ha ganado y ha ofrecido una imagen muy mejorada respecto a sus anteriores desplazamientos.

Ha cosechado su primera victoria de la temporada en campo contrario (en el quinto desplazamiento) y por primera vez ha encadenado dos victorias seguidas. Y, además, ha dejado su portería a cero, lo cual es también novedad.



El Barça se tomaba el partido como un match point, con la dosis de angustia que supone que una derrota podía dejarle noqueado en la lucha por el título. Y la cosa empezó mal. Mal porque Valverde no pudo echar mano ni de Messi ni de Ansu Fati. Mal porque Dembélé se lesionó antes de que empezara el partido (que se lo haga mirar). Y mal porque la primera parte recordó mucho al juego de San Mamés, Pamplona y Granada.

Y Ter Stegen hizo de Messi

El Barça salió a jugar andando, retrasando demasiado el balón y sin apenas profundidad. Apenas un par de intentos de Carles Pérez, que ha salido a morder el césped y comerse el mundo. Fue el único que intentó algo en una primera mitad que estuvo nivelada en cuanto a méritos. Pocos o ninguno para ambos equipos. El empate era justo. Pero quedaba el interrogante de que en la segunda parte pudiera pasar lo que ya hemos visto en otras películas de la temporada en campo contrario.

Sin embargo, antes de llegarse al descanso llegó la jugada que lo cambio todo. Ter Stegen salió de su área en el minuto 41 para cortar un avance local, levantó la cabeza, vio a Luis Suárez y le lanzó una asistencia medida a 40 metros que lo dejó solo delante del meta Soria, al que sólo tenía que fusilar con un globo lanzándole el balón por arriba en plena salida. Un golazo antológico. Una asistencia digna de Messi y una ejecución de Luis Suárz que le sirve para cerrar muchas bocas maliciosas. Seguro, uno de los goles de la temporada para vergüenza de Manuel Neuer, que aún sigue creyendo que él debe ser el portero de la selección alemana. 



Y es que Ter Stegen no sólo para -hoy ha parado lo que tenía que parar-, sino que también participa en los goles. Y el de hoy no ha sido un gol cualquiera.

Cambio radical en la segunda mitad

Algo les dijo Valverde en el descanso, pero el Barça de la segunda parte fue otro. Sin Messi, sin Ansu Fati, sin Dembélé. De Jong le aporta poderío al centro del campo y Arthur atraviesa un momento dulce de juego que deja en evidencia a un Busquets que ya está en pleno declive, lo que hace más incomprensible la suplencia de Rakitic.

El Barça empezó a carburar con el marcador a favor y en apenas cuatro minutos tras el descanso un disparo de Carles Perez es repelido por Soria y allí estaba Junior Firpo para anotar su primer gol como blaugrana y dejar sentenciado el partido de hoy. El Getafe se había limitado a hacer lo que sabe: agarrones, empujones, patadas y todo tipo de marrullerías. Los jugadores azulones se quejaban de que los del Barça se dejaban caer en el suelo. Y lo curioso es que el árbitro, Gil Manzano, les dejó hacer. Los del Getafe zurraban, los del Barça protestaban y los amonestados eran los barcelonistas.

Estas cosas pasan en el fútbol español. El público quiso entender que la culpa de la derrota del Getafe la tenía el árbitro, a pesar de que los dos fueron dos goles como dos soles, y se pusieron a gritar "Que viva España!" como si con eso pudieran insuflar aire a sus agotados jugadores. Pero ni con el viva a España. El Barça controló de cabo a rabo el partido en la segunda mitad, enlazó pases, mientras los del Getafe repartían zurriagazos, y jugó con los azulones llevándoles para aquí y para allí, sin permitirles a ellos dar dos pases seguidos y dejándoles físicamente fuera de combate cuando todavía restaba media hora de juego.

La expulsión de Lenglet

La nota negativa fue la expulsión de Lenglet en los compases finales del partido. El árbitro picó con las protestas del público y los jugadores locales y el central francés se las cargó. Segunda amarilla y a la calle. En la próxima jornada viene el Sevilla al Camp Nou y el Barça sólo dispondrá de Piqué y el inexperto Todibo (que hoy ha saltado al césped) como centrales. Y además, Piqué, advertido de sanción.

Pero lo importante es que el Barça, sin Messi, ha sabido dar un paso al frente y ha lanzado un aviso a sus rivales, que ya le querían dar por muerto. Con Messi, Ansu Fati y Dembélé este equipo tiene mucho margen de mejora.

Ficha técnica

Getafe, 0 - FC Barcelona, 2

Getafe

David Soria; Damián, Djene, Bruno, Nyom (Kenedy, 46'); Jason, Maksimovic, Arambarri, Cucurella; Ángel y Mata (Jorge Molina, 58').

Barça

Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Junior; Sergio Busquets (Rakitic, 79'), De Jong, Arthur; Carles Pérez (Todibo, 86'), Luis Suárez y Griezmann (Semedo, 75').

Goles

0-1 M.41 Luis Suárez; 0-2 M.49 Junior.

Árbitro

Gil Manzano (extremeño). Expulsó a Lenglet por doble tarjeta amarilla (46' y 83'). Amonestó a Bruno (35')., Busquets (43'), Kenedy (63'), Sergi Roberto (76') y Cucurella (93').

Incidencias

Coliseum Alfonso Pérez. 15.000 espectadores


Deja tu Comentario