2019-10-03 00:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

A Messi se le quedó esta cara con el golazo de Luis Suárez

Messi aplaudió a rabiar el gran gol de su amigo Luis Suárez que empataba el partido y abría el camino del triunfo al Barça ante el Inter de Milán.



Leo Messi está acostumbrado a ver caras de asombro en el prójimo como respuesta a sus jugadas. Su magia provoca asombro y levanta a los aficionados de sus asientos.

Pero hoy ha sido él el asombrado por el golazo de volea, y desde fuera del área, que ha marcado Luis Suárez y que ha servido para empatar un partido que se estaba poniendo cuesta arriba.



El jugadón de Leo Messi

Luego ha sido el propio Leo quien ha rematado la faena inventándose una de esas jugadas que sólo están a su alcance, abriéndose paso entre los defensores italianos para entrar en el área y dejar la pelota en las botas de Luis Suárez para que éste fusilara.

Ni Messi ni Luis Suárez han estado hoy especialmente inspirados. Especialmente en la primera parte. Pero es tanta la calidad que atesoran que conviene mantenerlos siempre en el campo porque son capaces de hacer estas cosas.




Deja tu Comentario