2019-10-02 23:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Dos fogonazos de Luis Suárez bastan para tumbar a un gran Inter (2-1)

El Inter se adelantó en el marcador con una gran primera parte, pero el Barça reaccionó a tiempo de la mano de Messi, Luis Suárez... y Arturo Vidal.



Hoy Leo Messi no ha hecho un buen partido. Saliendo de una lesión, le ha faltado ritmo, soltura y precisión. Poco de provecho ha hecho. Pero aún estando mal, Messi es mucho Messi. Y los del Inter lo sabían. Un jugadón de los suyos, de los que sólo están al alcance del mejor futbolista de la historia, resolvió el partido a cinco minutos del final dejándole a Suárez el gol masticado. El Barça ha sufrido, pero se ha impuesto por 2-1 al Inter, a un gran Inter, en un partido a la italiana. 

Cuidadín con este Inter

El Inter es mucho Inter. Cuidadín con este equipo que arrasa en la liga italiana. Seis partidos, seis victorias. Y amenaza seriamente la supremacía de la Juventus, que lleva nueve años seguidos ganando el scudetto. Desde el minuto 1  fue superior en todos los aspectos al Barcelona. Es un equipo muy trabajado, con muchos recursos tácticos. Bien colocado en el campo fiel a su filosofía defensiva. Cinco atrás, tres en el medio y dos delante. 



A los tres minutos ya se pusieron por delante los italianos gracias a un gol de Lautaro Martínez. Y pudieron llegar más. El Barça se estrellaba una y otra vez contra el muro defensivo milanés liderado por un gran Godín. Y no encontraba la manera para penetrar mientras el Inter se plantaba como y cuando quería ante Ter Stegen. Dos tantos anulados y hasta cinco claras oportunidades de gol que desbarató Ter Stegen o salieron fuera fueron su tarjeta de presentación en esta primera mitad.

El partido olía a naufragio total azulgrana. Repaso en toda regla. El Barça se mostraba impotente para contener el vendaval de un equipo muy ordenado que, precisamente, aprovechaba el desorden táctico del Barcelona para imponer su ley.

Arturo Vidal revoluciona al Barça

Pero en la segunda parte todo cambió. Especialmente con la entrada en el campo de Arturo Vidal. Este era un partido para Arturo Vidal. Al Inter había que ganarle empleando músculo. Y el chileno aportó la fiereza que le faltó al Barcelona en la primera mitad. Por otro lado, Busquets pide a gritos el relevo. Lento y sin ideas, no es el pivote que necesita este equipo. De Jong ocupó su lugar en la segunda mitad y Arturo Vidal fue al choque como interior enfrentándose como un toro a la defensa interista. Y con Vidal llegaron los huecos por donde entrar.



Luego entró Dembélé por Griezmann y el equipo cogió otro aire, con un nuevio argumento ofensivo que desconcertó a los italianos. El Barça se ordenó, repartió la presión con la cabeza y el Inter se fue para atrás mientras las oportunidades empezaron a sucederse para el Barcelona. En el minuto 58 llegó el empate gracias a un golazo de Luis Suárez. El Camp Nou rugió coreando al "¡¡Uruguayo!!" No había hecho nada hasta entonces, torpe, lento e impreciso. Pero agarró un voleón desde fuera del área que se coló como una exhalación. Y el Camp Nou se venía abajo. La victoria era posible con ese equipo que quería y podía. Ahora sí.

El Inter no es el Brujas

El Barça insistió y obtuvo el premio a su esfuerzo gracias a un jugadón de Messi sorteando a varios rivales para acabar dejando la pelota en el pie de su amigo uruguayo. Sin tiempo para mucho más, aún llegaron tres ocasiones más de gol para el Barça, que cerró el partido de forma memorable firmando una segunda mitad que neutralizó las malas vibraciones que dejó la primera parte.

Una victoria muy trabajada que obligó a los jugadores a arremangarse en la segunda parte para compensar la falta de intensidad de la primera. Este equipo no está todavía acabado. De Jong y Griezmann tienen que encontrar la manera de alcanzar el nivel que tenían en sus anteriores equipos. A Griezmann le sigue costando entenderse con Messi. No es fácil. Que se lo pregunten a Coutinho, pero el Barça necesita esa conexión para ampliar un repertorio táctico que a día de hoy se limita a la sociedad Messi-Suárez.

Esto es la fase de grupos. Lo importante es sumar puntos. Y el Barça va por buen camino. Hay que valorar en su justa medida este triunfo porque el Inter no es el Brujas. Es un firme candidato a luchar por la Champions y hoy ha recibido un castigo que no merecía. Pero cuando delante tienes a jugadores como Messi o Luis Suárez, estas cosas pueden pasar. 

El Barça debe rearmar su moral con estos dos triunfos seguidos de Getafe y ante el Inter. Hay que dejarse de bobadas internas y centrarse en lo que interesa, que es lo que sucede en el terreno de juego. Y con la esperanza de que Messi vaya a más, este equipo puede llegar lejos. Es una bendición tener al mejor futbolista de la historia. Con él cualquier cosa es posible. Incluso darle la vuelta a un partido que estaba perdido ante un rival que fue infinitamente mejor en la primera mitad. 

El Barça, para arriba. El Real Madrid, para abajo. Así es la vida.

Ficha técnica

FC Barcelona, 2 - Inter de Milán, 1

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Semedo, Busquets (Arturo Vidal, 52'), Arthur, De Jong, Messi, Suárez y Griezmann (Dembélé, 65')

Inter

Handanovic, Godin, De Vriji, Skiriniar, Candreva (Ambrosio, 70'), Barella, Brozovic, Sensi (Politano, 79'), Asamoah, Alexis Sánchez (Gagliardini, 65') y Lautaro Martínez

Goles

0-1, Lautaro (2'); 1-1, Suárez (58'); 2-1, Suárez (84')

Árbitro

Damir Skomina (Eslovenia). TA: Griezmann (8'), Piqué (21'), Sergi Roberto (51'), Arturo Vidal (75') / Barella (5'), Antonio Conte (83')

Incidencias

Camp Nou, 86.141 espectadores


Deja tu Comentario