2019-10-04 05:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Víctor Valdés se quiere ir del Barça: ¡¡Con viento fresco!!

Anuncian que Víctor Valdés no mantiene buena sintonía con la directiva del Barça ni con el nuevo jefe del fútbol base, Patrick Kluivert, y ya le da vueltas a la idea de volver a dejar tirado al Barça.



El programa madridista y antibarcelonista Jugones, que presenta Josep Pedrerol, ha anunciado que Víctor Valdés está sopesando la posibilidad de dejar el Barça cuando apenas hace tres meses que empezó a trabajar en cl club como entrenador del equipo Juvenil A.

La versión hay que darla por buena, porque este programa antibarcelonista es el que siempre eligió Víctor Valdés en su época de jugador para regalar las exclusivas que guardaban relación con él. Según ha anunciado Pedrerol, Víctor Valdés no tiene buena sintonía con la directiva del Barça y tampoco mantiene un buen feeling con Patrick Kluivert, el nuevo jefe de la cantera.



La marcha de Valdés sería una buena noticia para el Barça

De confirmarse esta noticia, su marcha del club, sería una buena noticia para el fútbol base. Víctor Valdés, que ya fue expulsado en las primeras jornadas de la competición por enviar a un árbitro a la mierda, no parece el mejor ejemplo para los jóvenes talentos de la cantera. Poco puede enseñarles salvo su especialidad, el nulo compromiso con el club que le paga. Esa materia la domina bien.

Ya como joven y prometedor portero se rebeló contra su entrenador y el club porque recibió una goleada jugando con el primer equipo y el técnico, Louis Van Gaal, decidió enviarle al Barça B para evitar que se quemara con la presión que envuelve al equipo profesional del Barça. Valdés se rebeló y desapareció por espacio de cinco días, hasta que sus familiares le hicieron entrar en razones.

No fue mejor su salida del club. Decidió largarse en el mejor momento de su carrera, con la carta de libertad en el bolsillo, no fuera a ser que el club recuperara vendiéndole algo de lo que invirtió en su formación como portero y persona. El club hizo todo lo posible por retenerle, pero él no quiso sentarse a hablar de dinero ni de nada. Era igual la oferta que le hicieran. 



Y se comprometió con el Mónaco. Pero un par de meses antes de abandonar el Barça se lesionó de gravedad, el Mónaco no quiso saber nada de él y se quedó colgado y sin equipo. El Barça le ofreció sus instalaciones desinteresadamente para ayudarle en su recuperación, pero él rechazó la oferta. Mientras tanto su hermano aseguraba en su boletín propaganda, Jugones de La Sexta, que acabaría jugando en un grande de Europa. Pero nadie fue a buscarle... hasta que Van Gaal, el entrenador que le abrió las puertas del Barça y al que luego traicionó, le permitió entrenar con el Manchester United para ayudarle en su puesta a punto.

Él se hizo la ilusión de jugar, pero Van Gaal no contaba con él para el primer equipo. El Manchester United le venía grande. Y se repetió la historia. Van Gaal le envió a la competición de los reservas. Se fue mal de United, fue dando tumbos y acabo retirándose. Empezó luego a entrenar a chavales en Madrid y llegó la oferta del Barça, ese club al que despreció en su momento, que le abría sus puertas sin rencores.

Pero apenas tres meses han sido suficientes para calarle una vez más. La palabra compromiso y Víctor Valdés están reñidas. Debe pensar que él es el nuevo Guardiola de los banquillos y se le han subido los humos. Mejor que pruebe fuera del Barça y que se pegue otro castañazo como el que ya se dio como jugador.

¡No aprende!


Deja tu Comentario