2019-10-07 00:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

La pegada del Barça tumba al Sevilla y a... ¡Mateu Lahoz! (4-0)

El Barça da una lección de efectividad goleadora ante el Sevilla y un Mateu Lahoz que intentó perjudicarle todo lo que pudo de cara al clásico ante el Real Madrid.



El Barça se ha ventilado al Sevilla con muy poco esfuerzo por 4-0 y ya está segundo en la clasificación, a dos puntos del líder, a la espera de alcanzar el liderato en el próximo partido en casa venciendo al Real Madrid. Mateu Lahoz ha intentado entorpecer la victoria del Barça, pero la pegada de este equipo está blindada contra árbitrajes malintencionados como el que se ha visto hoy en el Camp Nou.



El Barça tiró de pegada y resolvió el partido en siete minutos locos

El Barça ha exhibido pegada. El Sevilla ha llegado más, algo que debería preocupar, pero nbo ha sabido culminar sus ataques. El Barça ha llegado menos, pero mejor. Luis Suárez, en un estado de forma brutal, ha vuelto a cerrar las bocas de sus críticos con un golazo de killer de chilena que ha abierto la cuenta en el minuto 27. Antes, el Sevilla había dado cuatro avisos que chocaron con la mala puntería de sus delanteros y las acciones providenciales de Ter Stegen.

Pero el pistolero no perdona. El Camp Nou era un clamor: "¡U-ru-gua-sho!", un golazo que tuvo continuación cinco minutos más tarde con otro gran tanto de Arturo Vidal, que se ha ganado a pulso la titularidad. Fue necesario que el VAR lo validara, pero el gol fue válido. Y tres minutos más tarde era Dembélé, también de forma magistral, quien dejaba el partido resuelto con un 3-0. En siete minutos frenéticos el Barça había noqueado a un Sevilla que llegó al Camp Nou con ganas de hacer daño... y sabiendo cómo hacerlo.



Messi se sumó a la fiesta con su primer gol en esta Liga

Valverde sacrificó a Griezmann para dar entrada a Dembélé, que picado por la suplencia, brilló a gran nivel. También dejó en el banquillo a Busquets para colocar en el pivote a De Jong. Y Rakitic lo vio desde el banquillo, lo que ha dejado de ser noticia, aunque esta vez salió a jugar los últimos 20 minutos sustituyendo a Arturo Vidal, que al margen del gol dio un recital de robo de balones en el centro del campo que consiguió cortar el ritmo de los sevillistas en su fase de construcción.

También debutaba Todibo formando pareja con Piqué en el centro de la defensa. Pasó el examen con nota, aunque hay que esperar a verle en más partidos para valorar el grado de regularidad que es capaz de alcanzar.  Messi se apuntó a la fiesta, en un partido en el que fue de menos a más, anotando de falta el 4-0 en el minuto 78. Era su primer gol esta temporada, y lo celebró con rabia. No es normal que en ocho jornadas Messi sólo haya anotado un gol (se ha perdido muchos partidos), pero a buen seguro que lo solucionará. Tiene muchos partidos por delante para recuperar el tiempo perdido y volver a luchar por "su" Bota de Oro, un galardón que ya ha logrado seis veces.

Mateu Lahoz pitó con la clara intención de perjudicar al Barça

Y para que no se diga, Mateu Lahoz, el colegiado, se encargó de recordar al personal que este año el Barça tendrá que luchar contra los elementos si quiere revalidar su título de campeón de La Liga. Su actuación, escandalosamente parcial contra el Barcelona, no escondió ninguna apariencia. Mateu se mostró cual es, un antibarcelonista recalcitrante al que no le tembló el pulso expulsando a Araujo, que salió por Todibo, lesionado en los minutos finales. Dembélé protestó y se llevó otra roja. El Barça acabó con nueve. Y Dembélé tiene todos los números para perderse el clásico. Mateu cumplió con su parte de la farsa y ahora le toca al Comité de Competición completar la canallada allanándole el camino al Real Madrid en el clásico con una baja sensible en el Barcelona.

El Barça lo tiene fácil. Se trata de ganar en Eibar y esperar a lo que pase en Mallorca con el Real Madrid. El objetivo es llegar al clásico manteniendo la diferencia actual de dos puntos para salir de él con el liderato en el bolsillo. Pero que se vayan con mucho cuidado en Eibar. Después de ver hoy a Mateu Lahoz, allí pueden encontrarse con una auténtica emboscada arbitral.

La nota positiva es que a siete minutos del final Mateu Lahoz picó con Piqué, le enseñó la tarejeta amarilla que le impedirá jugar en Eibar, pero que le permitirá llegar limpio al clásico. Ahí Mateu estuvo lento de reflejos. ¡Igual le cae una bronca por eso!

Ficha técnica

FC Barcelona, 4 - Sevilla, 1

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Todibo (Araujo 74'), Piqué, Semedo, De Jong, Arthur (Busquets 65'), Arturo Vidal (Rakitic 69'), Dembélé, Messi y Luis Suárez

Sevilla FC

Vaclik, Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón, Fernando, Oliver Torres (Jordán 46'), Banega, Ocampos, Nolito (Munir 46') y De Jong (Chicharito 65')

Goles

1-0 M.27 Luis Suárez; 2-0 M.32 Arturo Vidal, 3-0 M.35 Dembélé y 4-0 M.78 Messi.

Árbitro

Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Reguilón (23'), Carriço (34'), Semedo (39'), Dembélé (53'), Luis Suárez (64'), Piqué (83'), Banega (90') y Busquets (90') y expulsó con roja directa a Araujo (88') y Dembélé (88').

Incidencias

Partido de la jornada 8 de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 82.351 espectadores