2019-10-14 03:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

Con Simmons y Ansu Fati se repitió la historia de Neymar y Messi en el Barça

Simmons se fue del Barça porque vio que Ansu Fati se lo comía



Xavi Simmons ha sido una de las perlas de la cantera del Barça, club del que formó parte desde los siete años hasta los 16, cuando decidió cambiar de aires de manera sorpresiva largándose al PSG. Ahora se ha sabido el porqué de esa repentina huida dejando plantado al club que le formó como futbolista y como persona.

La verdad que se esconde sobre la sorprendente marcha de Simmons del Barça este verano tiene mucho que ver con la irrupción del boom Ansu Fati, jugador de su misma edad al que Simmons vio como un obstáculo. Simmons fue un jugador mediático ya desde pequeñito. Su imagen con la tez oscura y los rizos rubios le convirtieron en un jugador diferente por su aspecto, algo que le sirvió de mucho para progresar añadiéndolo a su innegable talento como futbolista. Ya desde bien pequeño consiguió hacerse un hueco en las redes sociales, contando con dos millones de seguidores, algo nada normal en un jugador de doce o trece años.



Ansu Fati se comió a Simmons

Estaba llamado a ser el nuevo Messi, a llegar al primer equipo por la puerta grande. Pero hace unos meses se dio cuenta de que ese papel estaba reservado en el Barça para Ansu Fati, un futbolista mucho más completo que él. Y optó por buscarse la vida lejos del Camp Nou, en donde nadie pudiera hacerle sombra.

Con Simmons y Ansu Fati se repitió la historia de Neymar y Leo Messi. Dos buenos amigos, pero en la parcela deportiva el brasileño entendió que mientras estuviera en el Barça la sombra de Messi le eclipsaría siempre. Y optó por la aventura parisina. Exactamente lo mismo que ha hecho Simmons.

Veremos si en el futuro, como le ha pasado a Neymar, también Simmons se arrepiente de haber dado este paso. En el Barça tenía su casa. En París sólo es un mercenario más.



Él lo vende de otra manera: "Todos sueñan con jugar con Messi, pero a veces hay elegir otro camino. Decidí embarcarme en otra aventura y creo que eso es bueno para mi desarrollo", ha dicho. La cruda realidad es que mientras Simmons no cuenta en los planes de Tuchel para el primer equipo, porque le encuentra muy verde, Ansu Fati ya es un jugador de pleno derecho de la plantilla del Barça. Juega, brilla, marca goles y da asistencias.


Deja tu Comentario