2019-10-18 14:10 Fichajes Por: Fede Peris

Florentino y Zidane vuelven a chocar por otro fichaje

Zidane pide el fichaje de Fabián Ruíz y Florentino Pérez entiende que tiene a Ceballos, el mejor jugador de Europa Sub 21, y que no es necesaria la inversión por el jugador del Nápoles.



El Real Madrid, con la salida de Llorente, Kovacic y Ceballos (este cedido), tiene un déficit considerable en el centro del campo con solo cuatro medios puros (Casemiro, Kroos, Valverde y Modric) y dos que pueden adoptar una posición similar (James e Isco). Así, Zinedine Zidane quiere a Pogba a toda costa, descartando incluso otras opciones como Eriksen o Van de Beek.



Pdero, conocedor del ‘no’ del Manchester United en vender a su estrella, el técnico francés parece que comienza a abrirse a nuevos refuerzos y regresos tras cesión. Fabián Ruiz es uno de los mejores colocados para reforzar el Madrid y Ceballos, casi con total seguridad, volverá al Santiago Bernabéu como local. Aunque no lo harán en igualdad de condiciones.

Zidane, ‘a priori’, le daría más protagonismo al centrocampista del Nápoles que al del ahora en el Arsenal, que ya lo ha tenido a sus órdenes durante temporada y media y apenas le dio alternativas, aunque volvería mucho más hecho. Zizou, aunque ambos puedan jugar juntos -lo hacen ya en la Selección- preferiría a Fabián



El técnico blanco está encandilado con uno de los futbolistas españoles con más futuro, que ya ha sido mejor jugador del Europeo Sub21 y es internacional absoluto con Robert Moreno, porque más dinámico, más veloz y rápido y se apoya en un excelso tiro lejano para buscar puerta. Ceballos es más de ‘dormir’ la bola y no ser tan vertical y, aunque cuenta con una gran pierna derecha, le falta atrevimiento para chutar desde fuera del área.

Pero ahí entra el choque con el presidente, que sigue sin entender la pasión de su técnico por incorporar un fichaje millonario cuando tiene a su disposición al mejor jugador de Europa Sub 21. Al final acabará imponiéndose el criterio del técnico, pero Florentino está con la mosca detrás de la oreja porque no querría perder a un jugador como Ceballos, que está llamado a llegar a lo más alto.