2019-10-23 23:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

También líder en Europa: El Barça pasa un mal rato en Praga, pero gana (1-2)

El Barça hace lo justo para ganar al Slavia de Praga y se beneficia de otra noche excepcional de Ter Stegen.



El Barça ha resuelto su compromiso de Champions League en Praga venciendo al Slavia por 1-2. Messi puso por delante al Barça en el minuto dos de juego, culminando una jugada que nació en sus botas. Empató Boril en el 50 aprovechando una falta de coordinación en la defensa blaugrana. Y Luis Suárez liquidó el partido en el 57, aunque la UEFA le dio el tanto a Olayinka, pues el balón rebotó en su cuerpo antes de entrar de forma inverosimil en la portería checa.

El Barça, líder en solitario

Este resultado, unido a la derrota del Borussia Dortmund ante el Inter en Milán (2-0), deja al equipo de Valverde como líder en solitario al término de la primera vuelta con 7 puntos, seguido por el Inter y el Dortmund empatados a cuatro, y ya se queda descolgado el Slavia de Praga con un sólo punto que parece condenarle a la eliminación.



La próxima jornada puede aclarar mucho las cosas. El Barça recibe al Slavia y el Inter gira visita a Dortmund. Pero el Barça tiene bien encarada su clasificación como primero de grupo. Es cierto que el equipo de Valverde no ha jugado bien en Praga. El gol tempranero de Messi a los dos minutos de juego parecía dar a entender que podíamos tener goleada. Pero el Barça no supo aprovechar el estado de schock en el que quedaron los jugadores checos. Aburguesó su juego, jugó caminando y corriendo mucho menos que el rival y el Slavia, lejos de hundirse, se creció.

Otra vez providencial Ter Stegen

Y suerte que ahí estaba Ter Stegen, que, fiel a la tradición, puso tres manos salvadoras y evitó males mayores. Conscientes de su evidente superioridad los hombres de Valverde se acomodaron e intentaron dejar pasar el tiempo sin necesidad de derramar demasiado sudor. Pero el Slavia, un equipo muy limitado, se lo creyó, fue a más y llegó a poner cerco a la portería del Barça con arremetidas descontroladas a las que la defensa blaugrana respondia como podía. Los centrales daban la cara, pero Semedo y Jordi Alba flojeaban por las bandas mientras en el centro del campo perdía fuelle y obligaba a Valverde a dar entrada a Arturo Vidal y Rakitic.

A diferencia de lo que sucedió en Eibar, esta vez el centro del campo no supo conectar con los puntas, que estuvieron muy desasistidos, aunque también dispusieron de más oportunidades de marcar que sólo la suerte malogró. La entrada de Dembélé por Griezmann aportó velocidad al contragolpe azulgrana y el francés a punto estuvo de materializar dos goles en los 20 minutos que estuvo en el campo. Dembélé apòrtó alegría y alternativas diferentes al juego del equipo.



El Barça debe agradecer una vez más a Ter Stegen su aportación. Y a Messi y Luis Suárez su contribución en los goles, pero nadie se acordará de este partido. Era un partido que había que ganar y se ha ganado sin concesiones a la galería. El equipo se ha tenido que poner el mono de trabajo en la segunda mitad y ha resuelto con éxito el compromiso. Más por el resultado que por el juego.

La prensa de Madrid, con los cuchillos afilados, ya se prepara para caer con sus críticas sobre el Barça. Tenían ganas después de la nefasta exhibición del Reral Madrid ayer en Estambul. Querrán igualar ambos partidos, aunque existe una pequeña gran diferencia. El Barça, el líder de la Liga española, es también líder en la Champions League. 

El Real Madrid no.

Ficha técnica

Slavia de Praga, 1 - RF Barcelona, 2

Slavia

Kolar; Coufal, Kudela, Hovorka, Boril; Soucek, Sevcik; Masopust (Van Buren, m.76') , Stanciu (Husbauer, 76'), Zeleny (Tecl, 46') y Olayinka.

Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Arturo Vidal, 78'), De Jong, Arthur (Rakitic, 83'); Messi, Suárez y Griezmann (Dembélé, 68').

Goles

0-1: Messi (3'). 1-1: Boril (50'). 1-2: Olayinka, p.p. (57').

Árbitro

Bobby Madden (ESC). Amonestó con tarjeta amarilla a Jordi Alba (34'), Masopust (56'), Boril (64'), Olayinka (70') Sevcik (76') y Dembélé (91').

Incidencias

19.170 espectadores en el Sinobo Stadium de Praga.

 


Deja tu Comentario