2019-10-26 13:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

Hubo bronca de Ter Stegen a sus compañeros: "¡¡Me dejáis vendido!!"

"Nos han creado ocasiones porque no estábamos bien colocados y yo estaba bastante solo", ha dicho Ter Stegen.



Hubo bronca de Ter Stegen a sus compañeros en el vestuario de Praga. Una bronca que sabe mejor si tenemos en cuenta que el Barça gano. Pero es la mejor manera de hacer frente a la autocomplacencia. Al Barça no le basta con vencer, está obligado a convencer.

"No hemos estado a nuestro nivel, tenemos que hablar para mejorar"

Y a Ter Stegen no le convenció nada el juego de sus compañeros ayer en Praga. Hizo un avance ante los medios de comunicación: "No hemos jugado al nivel que queríamos estar. Menos mal que hemos sacado los tres puntos que es lo más importante. Es necesario hablar de algunas cosas. Tenemos que hacerlo entre nosotros, no lo voy a decir yo aquí. Hay cosas a mejorar. Es más interno y no quiero hacerlo aquí. A mi me gustaría hablar primero con los que han estado en el campo”.



“A nivel personal siempre quiero estar ahí. Si puedo ayudar al equipo todavía mejor. Hemos tenido algunas ocasasiones en contra que no estábamos bien colocados. Son cosas que pasan y para esto estoy. Nos empatan justo en la primera ocasión de la segunda parte. No nos puede pasar. Estaba bastante solo. No volvimos al 100 por cien”, ha dicho.

Estas reflexiones las hizo también Ter Stegen elevando la voz y muy enfadado en el mismo vestuario. Echó en cara a sus compañeros que le dejan vendido y consideró inadmisible que con la aplastante superioridad del Barça a nivel individual sobre los jugadores del Slavia, el equipo tuviera que pasar los apuros que pasó al final exigiendo que las manos salvadoras de Ter Stegen solucionaran la papeleta.

El enfado de Ter Stegen

Ter Stegen les dijo a sus compañeros que el Slavia no debió llegar con claridad ante su portería ni una sola vez. Y que si lo hicieron fue porque el juego del Barcelona no estuvo a la altura de sus exigencias y ambiciones.



Pese a la victoria, el viaje de vuelta de Praga fue un funeral, con caras largas. A nadie se le escapaba que no habían estado a la altura de las circunstancias yque si les llega a coger un rival con cara y ojos les cae una goleada de campeonato.

Lo mejor es que nadie escurrió el bulto. Todos eran conscientes de que habían estado mal y de que lo mejor de partido fueron los tres puntos que vuelan a Barcelona. Lo demas, mejor olvidarlo, o tomarlo como referencia para que no vuelva a suceder.

El Barça marcha líder destacado en su grupo de Champions League. Sin embargo, los jugadores son conscientes de que en ninguno de los tres partidos jugados hasta ahora han sido capaz de imponer su autoridad en el campo.

 

 


Deja tu Comentario