2019-10-31 05:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

La gran diferencia entre Ansu Fati y Rodrygo, el Barça y el Real Madrid

La prensa madridista compara a Rodrygo con Ansu Fati, que es el quinto delantero de seis en la lucha por tres puestos en el once titular del Barça.



Rodrygo Goes, que con 17 años le costó al Real Madrid 48 millones de euros, ha marcado dos goles con el equipo blanco y la claca casposa mediática que babea en color blanco ya le compara con Ansu Fati. Varios medios madridistas presumen orgullosos de que Rodrygo (48 millones) lleva los mismos goles que Ansu Fati (coste cero y dos años menos).

Los mismos que hasta hace dos días exigían para Vinicius el Balón de Oro porque "es un fenómeno", ahora han enviado al "fenómeno" al fondo del armario y han cambiado de ídolo. Ahora va de Rodrygo. Y le comparan con Ansu Fati, un niño que hoy ha cumplido 17 años y que todo lo que ha hecho hasta ahora lo ha hecho con 16 años.



La única verdad, que no se puede tapar, porque es lo que hay, es que Ansu Fati en el Barça es un proyecto de futbolista de la cantera. Pinta bien y le dan oportunidades (algo que no sucede con los canteranos del Real Madrid, que ven frenado su ascenso por fichajes extranjeros). Ha jugado hasta ahora porque estaban lesionados Messi, Luis Suárez y Dembélé. Una vez recuperados, Ansu Fati vuelve a su situación natural, la de suplente que gozará de minutos cuando le toque para favorecer su progresión. Nada más.

La gran diferencia entre Ansu Fati y Rodrygo

Rodrygo, en cambio, es la gran esperanza del Real Madrid, que desde que se fue Cristiano Ronaldo va dando tumbos y acumulando nadapletes. Han fichado a Hazard como galácitco y los kilos no le permiten rendir. Y los otros no funcionan. Zidane está hasta el moño de Vinicius y lo que viene detrás no tiene nivel Real Madrid. En ese panorama, Rodrygo es la gran esperanza blanca, aunque sea negro.

El Madrid se agarra al clavo ardiendo de un chaval de 18 años al que exigen que sea una estrella de forma prematura. Y está bien que le comparen con Ansu Fati, que en este Barça no es más que el quinto delantero sobre seis que se disputan tres puestos. Esa es la diferencia, que no es venial. A Ansu Fati le llevan entre algodones mientras que a Rodrygo le pueden quemar como ya ha sucedido con Vinicius, que ha pasado de aspirar al Balón de Oro a aspirar a que le convoquen con su equipo para chupar banquillo.







 


Deja tu Comentario