2019-11-07 03:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Madrid ya no es lo que era: Los fichajes que se le han escapado a Florentino por la pasta

Lo de los galácticos, cuando Florentino sacaba pecho por su poderío económico, ya es historia. El Madrid pierde fuelle en la carrera por los ingresos y debe conformarse con fichajes de medio pelo.



El Real Madrid ha perdido pistonada en el mercado. Su presupuesto, casi 200 millones inferior al del Barça, tiene la culpa. El club blanco ya no ingresa lo que debería para marcar su ley en el mercado y Florentino Pérez ha visto cómo se le escapaban siete fichajes, el Plan A, para contentarse con el Plan B. Se entiende que las últimas incorporaciones del club blanco sean carne de banquillo o ya no estén en el club. Lo de los galácticos, cuando Florentino sacaba pecho por su poderío económico, ya es historia.



El fichaje imposible de Paul Pogba lo ha frenado el dinero que pide el Manchester United. Eso se ha convertido en una tónica habitual del Real Madrid en los mercados de fichajes. Por culpa de estos ejemplos y de los que han dejado marcados a los blancos, a lo largo de toda la historia, el club ha cambiado su política de fichajes.

Por Paul Pogba, el Manchester United ya dio en su día más dinero que el Real Madrid, precisamente. Terminó por llevárselo, a cambio de 120 millones de euros, cuando salió de la Juventus de Turín. La historia podría repetirse a la inversa si el francés termina en otro club. 



El Real Madrid ya no es lo que era

Lo mismo sucedió con Neymar, del que ni se sabe el precio, cuando dejó Brasil y firmó por el FC Barcelona en 2013. El brasileño fue el caso más chocante, pero también está el de Gabriel Jesús que fichó por el Manchester City, del Cruzeiro, por 40 millones. Lo mismo sucedió con un portugués, Joao Félix, que firmó por el Atlético de Madrid por 126 millones de euros en unas cifras muy superiores a las que se daban en el Bernabéu o por Matthijs de Ligt que terminó firmando por 80 millones como nuevo jugador de la Juventus.

Incluso podríamos meter en el saco a Nicolás Pépé (80 millones de euros) del Arsenal o a Alisson Becker (80 millones de euros pagó el Liverpool) cuando estaba en la Roma y sonaba para ser el portero que competiría con Keylor Navas. Casos muy recientes, pero si tiramos de hemeroteca podemos recordar a los Mendieta, Cazorla, Villa, David SilvaAgüero como fichajes frustrados por culpa del dinero y de las propias pretensiones de los clubes, entre muchos otros.

El Real Madrid ya no es lo que era. Se ha quedado rezagado en la carrera de los grandes clubes europeos por incrementar sus ingresos y lo paga con fichajes de medio pelo que no pueden hacer olvidar a los galácticos de verdad... que están en otros clubes, como el Barça.