2019-11-10 08:11 Real Madrid Por: Fede Peris

El Real Madrid tira de casta

El Real Madrid inicia su reacción para recuperar el respeto de los demás y su condición de favorito en el objetivo de cada año de ganar la Champions League.



Desde la partida de un crack como Cristiano Ronaldo, el Real Madrid ha encontrado muchos problemas en la definición, sobre todo en los partidos más complicados. Cuando el rival es más exigente y contundente, el gran goleador es el jugador que te resuelve la contienda con una sola jugada o un disparo a portería. En este aspecto, el luso es un futbolista único, ya que sabe resolver un partido con una sola acción relámpago o inclusive puede ser el protagonista de remontadas impensables. 



 

Ahora que Cristiano ya no está, el equipo blanco busca la manera de sustituir su aporte de goles con varios hombres, ya que solamente con Karim Benzema no le alcanza. La temporada pasada, terminada sin ningún título en su escaparate, ha sido tachada como un fracaso por muchos, y por ello Florentino Pérez ha ido a buscar la figura gloriosa de un Zinedine Zidane capaz de llevar un vestuario complicado y de imponerse en tres ediciones consecutivas de la Champions League.




Tras empezar muy mal la edición actual de la competición europea por clubes con más prestigio, el Madrid ha tirado de casta para imponerse en casa del Galatasaray y arrollarle en el Bernabéu por 6-0 en la gran noche de Rodrygo. El gol de Toni Kroos en Estambul y el recital de Rodrygo en Madrid han sido fundamentales para que los merengues pudieran mantener el segundo lugar en la clasificación del grupo A, en el que el Paris Saint Germain es líder invicto con 12 puntos de 12. El primer partido, de hecho, vio a los franceses arrollar a los madrileños con un neto 3 a 0 en el Parque de los Príncipes: una actuación pobre que despertó malhumor y desconfianza en el cuadro blanco. 

El Madrid debe recuperar su condición de favorito para la Champions League

El siguiente partido, en casa contra el Brujas, no dio mejores impresiones y el Real Madrid logró apenas empatar 2 a 2 tras haber rozado una derrota que hubiera sido un auténtico varapalo. De hecho, el conjunto blanco no resulta ser uno de los principales candidatos a triunfar en la final de Estambul si nos fijamos en las cuotas de las apuestas online en este momento. Delante de los hombres de Zidane hay al menos 6 equipos cuyos planteles y momentos anímicos dan mucha más confianza. Ahora bien, el Madrid es el típico equipo capaz de hacer un papelón en el grupo de clasificación y después lucirse a partir de los octavos de final, cuando es que cuenta ganar.


Tras haber anotado tan solo 1 gol por partido, el Madrid parece haberse puesto las pilas para poder seguir mejorando en la Champions, su torneo fetiche. Para ello tendrá que encontrar una alquimia mejor entre sus delanteros, entre los cuales todavía se espera la eclosión de Eden Hazard, que llegó este verano por 105 millones del Chelsea. Por el momento, la casta y la experiencia de sus hombres son apenas suficientes para poder aguantar el chaparrón y seguir adelante. Pero para ganar cuando el asunto se pone más crudo, el conjunto de Zidane deberá encontrar un juego mejor y, sobre todo, ser más concreto y eficaz.