2019-11-07 00:11 Real Madrid Por: Fede Peris

Sarri le sustituye y Cristiano Ronaldo coge una rabieta de campeonato

A Cristiano Ronaldo no le hizo ninguna gracia que Sarri le sustituyera a diez minutos de final durante el partido de Champions League que la Juventus jugó ante el Lokomotiv de Moscú.



A Cristiano Ronaldo le sentó fatal que su entrenador, Maurizio Sarri, le sustituyera a diez minutos del final del partido que jugaba la Juventus ante el Lokomotiv de Moscú.



Cristiano, que anotó el primer gol del partido, buscaba ansiosamente ampliar su cuenta goleadora con más tantos, pero Sarri no le dio la oportunidad y no ocultó su enfado en el momento de abandonar el terreno de juego para ser sustituido por Dybala.

Sarri, que el año pasado ya tuvo problemas en el Chelsea con el portero español Kepa, cuando decidió sustituirle y él se negó, ha tenido esta vez más fortuna con Cristiano, que, aunque enfadado, ha aceptado su decisión.



El técnico italiano lo ha justificado así:  "Cristiano estaba enfadado porque no está muy bien. Desde hace unos días, tiene unas molestias en la rodilla que le llevan a cargar en el aductor, que se le cansa demasiado. Ya en el descanso estaba nervioso por eso. Luego, vi que en una aceleración hizo un movimiento que no me gustó y lo quité porque tenía miedo que se hiciera daño de verdad".

El entrenador, en ‘Sky’, ha mostrado su satisfacción por el pase de la Juventus a los octavos de final con gran fortuna por el gol postrero de Douglas Costa: "No fue nuestro mejor partido, dejamos demasiado espacio para los contragolpes rivales, pero estoy satisfecho con el carácter que mostramos. Vi que el equipo quería ganar a toda costa".