2019-11-10 12:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

El 'puto amo' Messi pone al Real Madrid en su sitio: segundo (4-1)

Messi soluciona al Barça su compromiso con el Celta con un hat trick: uno de penalti y dos de falta.



El Barça no está bien, pero tiene a Messi. Por eso el Barça va líder y el Real Madrid no. Por eso el Barça ha ganado ocho de las últimas once ligas y el Real Madrid sólo dos. Y es que cuando se tiene a Messi, nada es imposible. Es como el Mago Pop. Con un hat trick Messi ha sacado al Barça del atolladero ante el Celta y luego Busquets ha rematado la faena con el cuarto gol.

Dos tantos de falta y otro de penalti. Claro penalti. Así ha saldado Messi el partido que enfrentaba al Barça y al Celta en el Camp Nou. Y con ocho goles ya está segundo en la tabla del pichichi, a sólo un tanto de Benzema, que no está acostumbrado a luchar por estas cosas. Messi se peddió varios partidos en la primera fase de la temporada y luego le costó coger el ritmo de la competición. Pero ya está otra vez arriba, dispuesto a ganar otro pichichi y otra Bota de Oro, aunque aquí parece que Lewandowski le creará más problemas que Benzema con el pichichi.

¿Hay que pedir perdón por tener a Messi y aprovecharlo?

El Barça no ha jugado bien ante el Celta. En  la línea de los últimos partidos. Pero ha ganado. Y ha ganado bien. Los oportunistas de siempre dirán que gracias a Messi. ¿Y qué? ¿Hay que pedir perdón por tener a Messi y disfrutarlo? Cuando un equipo tiene al mejor jugador de la historia sabe que partidos que se complican, como éste, pueden tener una fácil solución: Messi. Y hace bien el Barça y Valverde en aprovecharse de Messi, que para eso está.



Hasta le ha dado balones de oro a Griezmann, para que no se diga. Y Griezmann, que hace unos meses dijo que ya comía en la mesa de Messi, ha demostrado que tiene que madurar mucho como futbolista para poder tutear a Messi. De momento, de usted y firmes. No se entienden. No hay feeling. Messi ha intentado ayudarle, pero el francés sigue jugando como si estuviera en el Atlético. 

Valverde ha puesto de salida a Ansu Fati. Muy verde todavía para estas exigencias. Es cierto que es un niño, que sólo tiene 17 años y que no se le puede exigir como a un veterano. Pero si juega, hay que exigirle por lo que da, no por lo que pone en su carnet de identidad. Y hoy ha demostrado que aún le queda mucho por madurar. Tras el descanso ha salido Dembélé y a Messi se le ha abierto el cielo. Y luego ha entrado Suárez y Messi ha disfrutado de lo lindo con su socio y ya sin Griezmann en el campo.

A Valverde le seguirán cayendo palos porque no da titulares

A Valverde le seguirán cayendo palos. Hay un sector muy crítico que va a por él. Es soso, no da titulares, no monta pollos. Y aquí lo que gusta es tener en el banquillo a un genio que diga genialidades y que venda periódicos. Por eso molesta Valverde. No es mediático. Pero es el entrenador ideal para dirigir a un equipo repleto de estrellas en el que está Messi. No es fácil gestionar los egos de 22 estrellas. Y menos mandar al mejor de la historia. Por eso, lo más práctico es recurrir a un técnico del perfil de Valverde, que no se cree el inventor del fútbol ni se ve a sí mismo como un genio y es consciente de que sus éxitos están en manos de las estrellas.



Valverde lo tiene claro. Y actúa en consecuencia. Y cuando Messi y el entrenador se entienden, el argentino está más predispuesto a ofrecer lo mejor de sí mismo. Y por eso, porque está Messi, el Barça es el líder de La Liga y el líder en su grupo de Champions. Por eso y porque los demás tampoco son mancos. Hoy Valverde ha hecho muchos experimentos en su alineación, aportando como novedades a Umtiti, Junior Firpo, Sergi Roberto y Ansu Fati. Y las cosas no han empezado a funcionar hasta que la fantasía de Dembélé ha entrado en juego tras el descanso y hasta que no ha aparecido Luis Suárez sustituyendo a Griezmann.

El Madrid no tiene al 'puto amo'

El Real Madrid, que de la noche a la mañana parece que ha alcanzado un nivel estelar y que ya tiene prácticamente en el bolsillo la próxima Champions League, es el mismo que hace una semana empató a cero con el Betis en casa. El mismo que hace dos jornadas perdió en Mallorca. Seamos exigentes con el Barça, exijámosle que venza y convenza siempre. Pero sin estar bien, ahí está, el primero. Porque gana con amplitud partidos que el Madrid no sabe sacar adelante.

Y es que el Madrid no tiene al puto amo y el Barça sí.

Ficha técnica

FC Barcelona, 4 - Celta, 1

 

FC Barcelona

Ter Stegen, Semedo (Sergio Busquets, 21'), Piqué, Umtiti, Junior, Sergi Roberto, De Jong, Arthur, Messi, Ansu Fati (Dembélé, 45) y Griezmann (Luis Suárez, 72').

RC Celta de Vigo

Rubén Blanco, Hugo Mallo, Aidoo, Araujo, Lucas Olaza, Juncà, Sisto (Brais Méndez, 65'), Lobotka (Denis Suárez, 75'), Fran Beltrán, Pape Cheikh (Gabriel Fernández, 80'), e Iago Aspas.

Goles

1-0, min. 22: Messi (penalti). 1-1, min. 41: Lucas Olaza, de falta directa desde la frontal del área. 2-1, min. 45: Messi, de falta directa desde la frontal del área. 3-1, min. 48: Messi transforma otra falta desde la frontal del área. 4-1, min. 85: Busquets recoge un rechace en la frontal del área y marca con un potente chut.

Árbitro

Cuadra Fernández (comité balear). Amonestó con cartulina amarilla a Umtiti (24'), Messi (40'), Fran Beltrán (45'), Sergi Roberto (50') y Busquets (87').

Incidencias

Partido correspondiente a la 13ª jornada de LaLiga Santander, disputado en el Camp Nou ante 71.209 espectadores.


Deja tu Comentario