2019-11-11 05:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

Lo de Griezmann va a peor: ¡¡Ni con la ayuda de Messi!!

Costó 135 millones y cobra 21 millones netos por temporada, pero no sintoniza con el juego del Barça ni se entiende con Messi.



Antoine Griezmann prosigue en su deriva negativa que le está impidiendo justificar los 135 millones de euros que el Barça ha pagado por él y los 21 millones netos de ficha que percibe en el club azulgrana.

Messi intentó ayudar a Griezmann

El internacional francés, que llegó al Camp Nou como una estrella, se ha oscurecido. La presencia de Leo Messi le acompleja y se empequeñece a su lado. Anoche jugó de delantero centro, en el lugar de Luis Suárez, que salía de una lesión y sólo jugó los últimos minutos. Consciente de su crisis de juego, Leo Messi le buscó y le dio dos balones de oro para que marcara renunciando a anotar él. Pero Griezmann falló los dos.



Griezmann lleva cinco partidos consecutivos sin marcar. Demasiados para una estrella goleadora por la que se ha pagado una cantidad desorbitada ( es el tercer fichaje más caro de la historia del fútbol tras Neymar y Mbappé) precisamente para que marque goles. Además, lo tiene todo a favor para lograrlos. Nada menos que Leo Messi a su lado. Y eso significa que en cada partidos recibirá dos o tres pases de gol para que los materialice. Pero nada. 

Griezmann fue sustituido por Luis Suárez y se marchó con la cara muy larga. Debe estar enfadado consigo mismo. Desde Madrid se le ha querido enfrentar a Messi alegando que el argentino no le pasa el balón. Ayer Messi fue más generoso que nunca, pero Griezmann no respondió. 

¿Arregalarán a Griezmann en la selección francesa?

Valverde está muy preocupado por la situación de Griezmann en el Barça y empieza a cundir la sensación de que el club azulgrana ha cometido un grave error con su fichaje. Ahora se va con la selección de Francia, en donde Deschamps le recibirá con los brazos abiertos. Vamos a ver si con Francia Griezmann recupera sensaciones positivas y vuelve al Barça cambiado. La cuestión es que a día de hoy tanto Dembélé como Ansu Fati ofrecen más garantías que el excolchonero para ocupar la tercera plaza del tridente ofensivo del Barça junto a Messi y Luis Suárez.



4 goles en 15 partidos son muy pocos. Y lo peor no es eso, sino la sensación que produce de que no acaba de adaptarse a la filosofía de juego del Barça. No acaba de entender que en el Barça juega el mejor futbooista de la historia y que ha de adaptar su juego a las necesidades de Messi. Sólo así podrá relanzar su carrera, porque el que se entiende con Messi siempre sale beneficiado. Hace falta que quiera entenderse con el Mesías. 

 


Deja tu Comentario