2019-11-17 04:11 Real Madrid Por: Fede Peris

Morata no es más que un vulgar traidor al Real Madrid

Morata dice que se moría de ganas de fichar por el Atlético en su época madridista y da a entender que en el Atlético no recibe el mismo trato arbitral que disfrutaba en el Real Madrid.



Alvaro Morata le ha dicho hoy a Cuatro que se moría de ganas de fichar por el Atlético cuando estaba en el Real Madrid y que llegó a verse de rojiblanco cuando el Madrid fichó a Theo Hernández esperando poder entrar él en la operación. Morata se ha revelado como un desagradecido al cloub que le ha hecho hombre y futbolista.

También ha aprovechado para lanzar mierda contra el Real Madrid aprovechando el supuesto maltrato arbitral que recibe el Atlético, dando a entender que los árbitros con el Real Madrid son más benévolos.



Álvaro Morata sacó su lado más antimadridista, desde Las Rozas con España, al hablar sobre la roja que vio por doble amarilla ante el Mallorca. Los datos demuestran que el canterano criado en La Fábrica, ahora en el Wanda Metropolitano, se equivoca.

Los números dejan a Morata por mentiroso

“Estuve con el talón vendado y deberían haber expulsado al central, pero entré al juego del jugador y le hice salir en un montón de medios: me arrepiento. Con la camiseta del Madrid, seguramente lo de Mallorca hubiera sido diferente. Desde el VAR hubieran dicho que era roja directa porque era una entrada al tendón de Aquiles, pero no fui listo porque me levanté", explicó Morata de la forma más rancia y picando al madridismo con sus palabras.

Los datos demuestran, sin embargo, que Morata era mucho más amonestado con la camiseta del Real Madrid. Eso sin hacer alusión a las 11 rojas de más que llevan los madridistas en los últimos años, por encima de la permisividad por la que goza el Atlético de Madrid. Centrándonos en Morata, los datos hablan por sí solos.



Morata en su etapa en el Real Madrid, en 63 partidos (2.312 minutos), le pitaron 61 faltas sancionadas y vio 13 amarillas (4,69) de promedio. ¿Y en el Atlético? Sus datos, haciendo la conversión, siguen quedándose cortos: 25 partidos (1.707 minutos), 51 faltas sancionadas 7 amarillas (7,29) y la doble amarilla de Son Moix, más que merecida.

 


Deja tu Comentario