2019-11-17 03:11 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Guantazo apoteósico del Barça al periodismo basura de Pedrerol

El tribulete que Pedrerol envió a entrevistar a Mirotic en busca de carroña miserable se llevó una lección de ética periodística que su jefe no sabe darle.



El jefe de prensa de la sección de baloncesto del FC Barcelona, Carles Cascante, le dio anoche una lección al carroñero reportero que instigado por Josep Pedrerol fue al vestuario del Barça de baloncesto anoche en Madrid en busca de carroña, mierda o lo que fuera al término del clásico de la Euroliga que enfrentó al Barça y al Real Madrid. 

El chico buscaba porquerìía, bien aleccionado por su jefe, y le acercó el micrófono a Mirotic con la esperanza de que, caliente tras el partido, pudiera soltarle alguna fresca de la que luego pudiese arrepentirse. Pero Mirotic salió del vestuario acompañado del jefe de prensa del Barça, seguramente para protegerle de carroñeros malsanos como el susodicho, y fue testigo del acoso del tribulete de Pedrerol a Mirotic. El chico quería saber cómo se habia sentido después de que todo el pabellón en el que el Real Madrid juega de prestado, le llamara rata a coro. Miles y miles de gargantas mostraron su señorío coincidiendo en llamar rata al jugador del Barça. ¿Cómo le van a llamar así si hasta un médico del club comparte ante las cámaras de TV esa opinión?



¿Qué esperaba Pedrerol que le dijera Mirotic? ¿Que estaba muy feliz porque 15.000 energúmenos le habían insultado? ¿Quizá esperaba una respuesta al mismo nivel de los descerebrados para luego tener argumentos para destrozarle desde su púlpito de manipulación y distorsión?

Afortunadamente allí había un profesional dispuesto a llamar la atención al periodista que no conoce la ética. “¿Qué te parece que te llamen ‘rata’? ¿Qué te parecen las arengas del doctor?”, preguntó el tribulete en busca de su gran exclusiva. Mirotic no le hizo ni caso. Como ni caso hace nadie a las alcachofas de Pedrerol cuando las colocan en circunstancias similares. El silencio por respuesta. Pero el jefe de prensa del Barça, Carles Cascante, sí se paró un momento para darle al chico la lección de periodismo que su jefe carroñero no se atreve a regale: “¿Tú crees que tienes que preguntarle eso? Por favor, un poco de rigor periodístico”.

Lección magistral del jefe de prensa del Barça al tribulete carroñero de Pedrerol

Y claro, eso para Pedrerol es poco menos que chuleria. Y se ha cebado con el jefe de prensa del Barça ya que no podía hacerlo con Mirotic porque no hubiera quedado bien que él también le llamara rata en el plató de la misma manera que hace años aplaudia a rabiar en el plató de Punto Pelota mostrando a su audiencia en rigura exclusiva mundial la pancarta que durante meses colgó luego de la grada del Bernabéu en la que se hacía apología de la violencia ovacionando al agresor cobarde del Real Madrid que iba por ahí metiendo el dedo en el ojo a la gente, y por la espalda.



Por supuesto, la actuación del jefe de prensa no gustó ni a Pedrerol ni a su corte de gaiteros, pero sí fue muy celebrada en las redes sociales entre quienes tienen dos dedos de frente y saben lo que es la ética y la dignidad. Y de esos hay pocos alrededor de Pedrerol. Seguramente el chaval no tenía ninguna culpa. El responsable es el que le envió a abalanzarse sobre Mirotic en busca de mierda. Y cuando uno busca la mierda acaba enmerdado, como le sucedió al chaval.

Cuando la palabra rata está en boca de todos, incluidos los médicos, es normal que acaben todos contagiados. Y es que, por supuesto, está muy bien que un médico en nómina del Real Madrid llame "la mayor panda de ratas de la Euroliga" a los jugadores del Barça. El tipejo merece un jamón. Lo que verdaderamente está mal es que un profesional de la información reprenda a un aprendiz de periodista por hacer bien el trabajo que le ha encomendado un jefe sin escrúpulos que nunca le ha explicado lo que es la ética en esta profesiónal. Seguramente porque lo desconoce.

 


Deja tu Comentario