2019-11-18 14:11 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Acusan a Abidal de ser el causante de la falta de adaptación de Dembélé y Griezmann

Tener a Abidal de director deportivo en el Barça no sirve para nada... ni siquiera con los jugadores franceses de la plantilla barcelonista.



Como paisano que es de Griezmann y Dembélé, la junta directiva del FC Barcelona daba por supuesto que la adaptación de ambos jugadores al FC Barcelona sería sencilla. Cuando el director deportivo habla tu idioma, todo tiene que ser más fácil.

Pero no. No ha servido de nada que el FC Barcelona tenga en nómina a un director deportivo sin experiencia ni mérito alguno, pero francés. Ni conoce el mercado, ni sabe lo que es la negociación, ni conseguir a un jugador por menos precio del que le piden ni vender a un futbolista por más de lo que le ofrecen.



Con Abidal todo son pegas. Se fue mal del club en su época de jugador, volvió para hacerle la guerra a Bartomeu alineandose en el bando de Laporta en las últimas elecciones a la presidencia del Barça. Y ahora ha recibido como premio un caramelo para el que no está capacitado. Pero quedaba la esperanza de que... "ya que es francés, sabrá tener controlado el tema de los franceses en la plantilla, que cada vez son más". Pero no. franceses y más franceses... sin un referente en el club que les marque el camino.

Hoy, en una entrevista concedida a Mundo Deportivo Abidal dice:  “Ousmane es un jugador con mucho talento, en su primer año no estaba pero sé que le costó. Cuando llegué hablé con él y le dije: “tú tienes que ser transparente conmigo y decirme si hiciste todo para ser un jugador titular y clave en este equipo” y me dijo: ‘no, me faltan muchas cosas, aprender castellano, entender todo, la filosofía, cuando hacemos táctica...”. Y entonces le dije: “mira, yo estoy aquí, lo que necesites me lo dices y yo se lo transmito al entrenador y te ayudaré a lo que haga falta”. Luego tuvo algunas lesiones que lo apartaron del campo y el Barça es así, cuando estás jugando menos puedes perder ese hambre de querer demostrar y demostrar. Con Ousmane se juega de otra manera. Él debe notar que es un jugador importante para la plantilla y estoy seguro de que se adaptará y que jugará 30-40 partidos al año de alto nivel”. Todo muy bonito, pero en su tercer año en el club Dembélé parece seguir teniendo problemas de adaptación.

Y más de lo mismo con Griezmann: “En el caso de 2, decidió venir este año. A nivel deportivo, yo dije que sí porque es un jugador de talento que te puede aportar mucho y jugar en muchas posiciones. Le dije que el primer año es muy difícil adaptarse al Barça, que la filosofía de juego es otra. Luego está el sistema táctico del entrenador que yo ahí no voy a entrar, lo tengo que respetar, pero él confía mucho en sí mimo y me dijo que: “no te preocupes, sé que es duro pero yo voy a trabajar y a mejorar’, así que tiene mentalidad para conseguirlo”.



La cuestión es que tener a Abidal en el Barça no sirve para nada. Un sueldo que podría invertirse en otros temas más aprovechables que en mantener a un director deportivo sin preparación alguna para ese cargo.

¿Le debe algún favor Bartomeu (o Rosell) a Abidal?


Deja tu Comentario