2019-11-21 13:11 Real Madrid Por: Fede Peris

Hubo llamada: Mourinho pidió "permiso" a Florentino para fichar por el Tottenham

Florentino Pérez fue el primer en conocer el nuevo destino de Mourinho.



A Jose Mourinho le ha pasado el último tren para volver a entrenar al Real Madrid. Difícilmente le pasará otro. Pero el técnico portugués no se lo pensó dos veces cuando el Tottenham le ofreció su banquillo. Antes de dar el sí al club londinense MNOurinho tuvo la deferencia de llamar a Florentino para que fuera el primero en conocer su nuevo destino. El presidente blanco, que ni por asomo piensa en un cambio en el banquillo del Real Madrid, le deseó mucha suerte.

José Mourinho ha fichado por el Tottenham tras esperar muchísimo tiempo al Real Madrid. Era el ‘coco’ de Florentino Pérez para alentar al vestuario y para poner en sobre aviso a Zinedine Zidane. Los jugadores merengues temían a la figura de Mou y hubo dos momentos en los que estuvo muy cerca de ser ese entrenador que iba a poner las cosas en su sitio.



El primer punto caliente fue en marzo. El Real Madrid cae en una fatídica semana ante el Ajax y el FC Barcelona. El traspié durísimo le ‘corta la cabeza’, como si fuese una guillotina, a Santiago Solari y Florentino habla a su vez con Zidane y con Mourinho. Un bombero para apagar el incendio y un pirómano para arreglarlo a base de más fuego (y que hacía mucha falta). El presidente optó por Zizou y se esfumó la opción del portugués.

No tiró adelante tampoco en la presente temporada. Un momento totalmente clave y que ilusionó a Mourinho fue el 22 de octubre. Zidane más discutido que nunca en Turquía y el de Setúbal ya ‘calentaba’ con ilusión de forjar su segunda etapa en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, el marsellés, acostumbrado a las grandes citas, levanta el ánimo del vestuario y consigue ganar 0-1 al Galatasaray, para después golear 6-1 en casa al mismo rival y, además, conseguir alzarse con el liderato liguero. Ese día en el Türk Telekom Arena se truncó la vuelta de Mou, por segunda vez consecutiva, y asumió que no volvería al banquillo merengue.

El nuevo entrenador del Tottenham quería entrenar al Real Madrid, en su lista de prioridades, pero quería volver lo antes posible a sentirse míster y volver al mundo del fútbol. La Premier League era su primera gran opción, descartado el regreso a la entidad madridista, y el Tottenham se asomó como una opción mucho más apetecible que las de Francia o Portugal que recibió.




Deja tu Comentario