2019-11-22 13:11 El Soplo Por: Fede Peris

El viaje de Neymar a Madrid para ver a Piqué le acerca aún más al Barça

En el PSG están hartos de él, que es lo que busca para que le liberen y le dejen regresar al Barça.



Neymar ha vuelto a liarla y ha cabreado, y mucho a su entrenador, Thomas Tuchel, escapándose a Madrid para pasar un buen rato con Gerard Piqué y de paso asistir a su invento de la Copa Davis. En París están in dignados con él. Neymar lo sabe y le da igual.

En Francia algunos medios ya se hacen eco de las sospechas que suscita el extraño comportamiento de la estrella brasileña e interpretan que está forzando la situación, tirando de la cuerda para que se cansen de él y le permitan regresar a Barcelona.



Dentro de esta estrategia estaría su encuentro con Gerard Piqué en Madrid. A pesar de que las aguas parecían haberse calmado por París en las últimas semanas, lo cierto es que Neymar ha dado poco margen para la tregua en el Parque de los Príncipes.

El último gesto del brasileño, recién recuperado de una lesión y a unos días de visitar el Bernabéu en partido de Champions, no le ha gustado un pelo a su entrenador en el PSG, Tuchel. El alemán no considera nada oportuno que Neymar haya estado en Madrid presenciando la Copa Davis y así lo ha dicho delante de todos los periodistas.

"¿Qué puedo hacer? No soy su padre, no soy la policía, sólo soy el entrenador. Él lo hizo bien ayer, después de volver de Madrid, entrenó bien. Si la pregunta es si como entrenador me gusta este comportamiento, diré que  no, obviamente no”, afirmó el técnico del PSG.



Tuchel siguió con su explicación,  “¿tengo que perder mi cabeza por esto? No lo creo. Se entrenó bien. Ha sido muy profesional en las dos últimas semanas, ha trabajado más que el resto de jugadores. Ha entrenado con el grupo, ha entrenado individualmente. Si todas las cosas van bien, ahora, puede jugar mañana. Luego decidiremos mañana por la mañana si es titular o entra desde el banquillo", finalizó el germano tratando de quitarle hierro al asunto después de su primer ‘zasca’ al movimiento de Neymar para irse a Madrid a ver el tenis.

Esta reflexión de Tuchel deja claro que la paz no termina de instalarse en el PSG. Hay una calma tensa que puede saltar por los aires en cualquier momento y Neymar tiene todas las papeletas para ser el culpable del ‘estallido’…y eso que en cinco días tienen que jugar en el Bernabéu un partido de Champions.

Neymar está ya muy cerca de su objetivo: hacer estallar la paciencia al PSG para que le liberen de lo que para él es un yugo imposible de soportar y le dejen regresar a casa, al Camp Nou.


Deja tu Comentario