2019-11-25 09:11 Real Madrid Por: Fede Peris

La Bolsa de La Liga: El Madrid, en alza; el Barça, a la baja

Barça y Real Madrid están empatados en la cabeza de la clasificación, pero los culés ofrecen sensaciones negativas mientras que los merengues mantienen su línea ascendente de juego.



Un gol separa al Real Madrid del liderato. Igualado a puntos con el Barcelona y ambos con un partido menos que los demás, sólo un tanto en la diferencia de goles impide al equipo blanco ostentar el liderato del campeonato. Sin embargo, las sensaciones que dejan uno y otro equipo en su recorrido por La Liga son muy diferentes. De ningún modo son parejas, tal y como indica la tabla clasificatoria.

En la Bolsa de La Liga, el Real Madrid ofrece una trayectoria ascendente, que va de menos a más, mientras que el Barcelona va de más a menos. Parece como si se hubiera quedado sin gasolina. Valverde ha perdido la ascendencia entre sus jugadores. Piqué va por libre, pendiente de sus cosas, que nada tienen que ver con el fútbol. Messi está más preocupado por conseguir que la directiva fiche a Neymar que en ayudar a Griezmann a integrarse. El equipo culé juega al paso y su fútbol es muy previsible. Da la sensación de que se han cansado de Valverde y le van a hacer la cama para que salte.



El Barça es Messi y diez más

El Barça da la sensación de que es un equipo a Messi pegado. Si el argentino da la talla, ganan. Si el argentino desaparece, pierden. No es un equipo, es una estrella acompañada de diez comparsas que no juegan a nada.

Ayer el Barça las pasó canutas para doblegar al colista, el Leganés, que salió eslcaldado recientemente del Bernabéu con una goleada. El Barça tiene muchos problemas para sacar adelante los partidos y la fecha del 18 de diciembre en el Camp Nou, el día en que se disputará el clásico aplazado, cada vez parece más claro que puede convertirse en una merienda de blaugranas, especialmente si en la próxima jornada los culés pinchan en el Metropolitano, ante un Atlético que viene de tropezar en Granda, y el Real Madrid sale airoso de la prueba de Mendizorroza ante el Alavés.

El Real Madrid logró un importante triunfo ante la Real Sociedad (3-1),  pero no solo logró la victoria, sino también dejar con un buen sabor de boca al madridismo con la remontada. Todo lo contrario, que el Barça con sus aficionados una vez más.



El Real Madrid transmite sensaciones positivas

En el conjunto merengue todo son alegrías y buenas sensaciones últimamente. Los de Zidane han vuelto a hacer hoy un extraordinario partido en el Santiago Bernabéu, dejando claro que el club blanco, no solo gana, sino que además lo hace jugando estupendamente al fútbol. De nuevo, el tridente de ataque formado por Hazard-Benzema-Rodrygo ha respondido a la confianza de Zidane, demostrando que estos tres jugadores saben asociarse muy bien en ataque.

El centro del campo, en su línea, muy equilibrado, repartiendo el juego por varias zonas del campo con Luka Modric como brújula del equipo. Fede Valverde y Casemiro haciendo su labor de cubrir bien los espacios y robando balones para los contragolpes. Por último, la defensa formada por Mendy- Ramos- Varane- Carvajal, han sido una vez más un muro, impidiendo al delantero recibir balones al área los centrales, y los laterales tapando las subidas de los extremos por las bandas. En portería, Courtois realizó de nuevo un partido bastante bueno.

Por su parte, el Barça ha ganado en Leganés (1-2) sufriendo, y de nuevo dejando una imagen con muchas dudas. En Barcelona, se dedicaban a vender que el Madrid estaba en una crisis de la que difícilmente podía salir. Ahora parece que la crisis se ha trasladado al vestuario del Barça, donde muchos ya empiezan a señalarse como culpables de la situación del equipo.

 


Deja tu Comentario