2019-11-25 06:11 Real Madrid Por: Fede Peris

Vinicius disfruta con el Flamengo la felicidad que no encuentra en el Real Madrid

Vinicius celebró por todo lo alto el triunfo de su ex equipo, el Flamenco, en la Copa Libertadores.



Vinicius está viviendo en el Real Madrid un momento muy delicado en el que parece desenganchado de la titularidad. Benzema y Hazard son intocables y, para la otra plaza de la delantera, parece que Rodrygo y Bale cuentan con mayor predicamento que él para Zidane. No es extraño que en las últimas horas Vinicius haya sido más feliz por los éxitos de su exequipo, el Flamengo, que por lo que sucede en el Real Madrid.

Una de las novedades de ayer en la convocatoria de Zidane para el partido entre el Real Madrid y la Real Sociedad era la ausencia de Vinicius. Aunque el brasileño deseaba jugar con su equipo y defender la camiseta blanca, el estar fuera de la lista le permitió ver (desde su casa) la final de la Libertadores entre el Flamengo (su ex equipo) y el River Plate. Vinicius enloqueció en redes sociales tras la remontada de Flamengo, que permitía que los brasileños levantaran la copa. 



Treinta y ocho años sin ganar la Libertadores son muchos años, y más si la comparamos con la buena racha del rival de Flamengo, el River Plate de Argentina, que sin irnos más lejos, el año pasado derrotó a Boca Juniors en la final que se disputó en el Santiago Bernabéu. Al conjunto brasileño le sobraron motivos para luchar hasta el final del partido, y pese a ir perdiendo por un gol durante casi todo el encuentro, los tres minutos del final le bastó a Flamengo para hacer real una remontada que parecía imposible.

Vinicius, que se había quedado fuera de la lista de convocados de Zidane para disputar el encuentro en el Bernabéu, aprovechó para ver la final de su ex equipo, el que por cierto hace unos días celebró públicamente en las redes sociales el aniversario del club brasileño con una frase que decía: "Sei que não existe, história de amor mais bonita! Parabéns, Flamengo. 124 anos de honra e glória! Obrigado por tudo e pede o mundo de novo!" acompañada de una foto de él defendiendo la camiseta del club.

El jugador del Real Madrid ha estado ligado 'toda su vida' al Flamengo, donde estuvo desde las categorías inferiores hasta fichar por el conjunto blanco, por lo que es lógico que celebre así el título que tanto esperaban en Río de Janeiro. 

 


Deja tu Comentario