2019-11-30 04:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

NOTICIA MB: Las distracciones de Piqué generan mal rollo en el vestuario del Barça

Los compañeros de Piqué no entienden que no pueda esperar a retirarse del fútbol para dedicarse a organizar eventos como el de la Copa Davis.



Aunque el tema se intente tapar, lo cierto es que las actividades extradeportivas de Piqué hacen daño en el Barça. Si no gustan en los despachos, menos todavía en el vestuario entre sus compañeros y el cuerpo técnico según ha podido saber MB.

Ousmane Dembélé, sin ir más lejos, no sale de su asombro. Hace un par de mese Piqué le abroncaba en público porque "hay que pensar en el Barça las 24 horas del días". Y ahora el propio Piqué admite que apenas puede dormir cuatro o cinco horas porque al día le faltan horas para llegar a todo.



Las distracciones de Piqué dejan secuelas en el ambiente del vestuario

Y Dembélé no está solo. Le apoyan los franceses y muchos más.  Entre ellos Ernesto Valverde. Aunque nadie se atreve a denunciarlo, lo cierto es que las "ausencias" de Piqué empiezan a dejar secuelas en el ambiente de armonía que vive el vestuario barcelonista. Cuando no es su negocio del Andorra, es la Copa Davis. Cuando no se tiene que ir a Estados Unidos a presentarla, se va a Madrid cada día de la semana para solucionar los problemas de organización que se han planteado, y que han sido muchos.

La mayoría, empezando por Messi, no entiende que Piqué se meta en estos berenjenales cuando es un futbolista en activo que debe mantener una concentración total en lo que ocurre sobre el terreno de juego. Y más teniendo en cuenta su edad y que su retirada no está lejana. ¿Qué le costaba esperar a retirarse del futbol para dedicarse en cuerpo y alma a sus negocios?

En la directiva nadie se atreve a llamar al orden a Piqué

La actividad estresante de Piqué fuera de los terrenos de juego le ha afectado directamente en su rendimiento en una temporada en la que no está destacando precisamente por su fiabilidad defensiva. El Barça está encajando más goles que nunca y Piqué tiene su parte importante de responsabilidad.



Sus compañeros esperan que con el final de la Copa Davis Piqué se tranquilice, aunque ahí seguirá el Andorra, los restaurantes y su negocio tecnológico. Y mientras tanto, la directiva calla. Si no fuera por Piqué, el Barça no tendría un patrocinador de 70 millones de euros. Se lo deben. 

 


Deja tu Comentario