2019-11-27 08:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

¡¡Así, así, así atraca el Madrid!! ¡¡Qué euro-escándalo!!

El árbitro portugués Arturo Dias ha recuperado la moviola para tirar para atrás y buscar la primera excusa que ha encontrado para no señalar un penalti de libro de Courtois a Icardi.



¡¡Es un escándalo!! Uno más. Uno más para añadir a la historia negra del club banco. A la sombra de la sospecha que planea sobre sus glorias pasadas y presentes. Esta vez ha sido el portugués Arturo Dias. Portugués como Jose Mourinho

Habría que preguntarle : "¿por qué, por qué, por qué" ha robado al PSG? "¿Por qué, por qué, por qué" le ha regalado el partido al Real Madrid? El tal Dias, que nos ha recordado al nefasto paisano suyo Benquerença, el que le robó al Barça una Champions en Milán para que Mourinho pudiera luego presumir de ella de forma fraudulenta. El tal Dias la ha liado gorda y ha conseguido indignar a la expedición francesa.



El escándalo del Real Madrid rtraspasa fronteras

Pero ya es bueno que trascienda. Que se externalice el problema. Que el mundo entero sepa cómo gana el Madrid. Que se hagan cargo de lo que se sufre en España para conquistar títulos adjudicados al color blanco por real decreto. Hay que ganar mucho, sacarle 19 puntos al Real Madrid para lograr la Liga. De lo contrario es imposible. Y es bueno que estos atracos trasciendan y no se queden en casa.

El árbitro recupera la moviola

Hoy el tal Dias ha recurrido a la moviola para echar el partido para atrás y así poder agarrarse a algo, a un clavo ardiendo y justificar por qué se comia un penalti de libro de Courtois sobre Icardi. El árbitro lo vio tan claro, que no tuvo más remedio que señalar el penalti y mostrarle la tarjeta roja a Courtois por su entrada derribando al delantero italiano dentro del área. Pero ya se sabe que eso de pitarle un penalti al Real Madrid, en un partido importante y en su casa, no está bien visto en el estamento arbitral. Y entre todos, con la colaboración del VAR, encontraron la manera de no tener que negar la existencia del derribo echando mano del comodín de la moviola para retroceder en el tiempo hasta encontrar una falta sobre Marcelo que debió ser pitada y no se pitó previamente.

Este precedente no se repetirá. El truco era sólo para el Real Madrid

Puestos a rearbitrar los partidos de esta manera, remontándonos a jugadas anteriores, no acabaríamos nunca. Pero todos tranquilos. Este truco de magia para hacer desaparecer un penalti no se volverá a repetir. Lo han inventado para la ocasión, porque el Madrid merece cualquier esfuerzso y cualquier excepcionalidad. Y a partir de ahora que nadie se le ocurra recordarle al árbitro que mire una jugada anterior para invalidar otra posterior. Estas cosas sólo sirven cuando el favorecido es el Real Madrid, como ha sucedido hoy. El árbitro amigo portugués, otro que merece un jamón, ha falseado el partido, ha cambiado su historia y le ha hecho al Real Madrid el gran favor de evitarle la derrota.



Una vez más, el mejor jugador del Real Madrid ha sido el árbitro. 

Y siguen hablando de Ovrevo. Es la táctica. Si se habla de Ovrevo no se analiza la vergonzosa realidad de la que se aprovecha el Real Madrid. Utilizando palabras de Mourinjho: "hoy, mañana y siempre". 


Deja tu Comentario