2019-12-02 19:12 Prensa Merengue Por: Fede Peris

El carroñero Pedrerol disfrutó con la porquería que se vio en el Metropolitano

Como era de esperar para Pedrerol lo que tiene mérito es la victoria del Real Madrid ante el Alavés, lo del Barça en el Metropolitano sólo fue cosa de Messi y Ter Stegen.



En el duelo que enfrentó al Atlético y al Barça en el Metropolitano hubo mucha porquería, especialmente en lo que tiene relación con el retorno de Griezmann a la que fue su casa. Y ahí estaba Josep Pedrerol, fiel a su tradición de recoger toda la mierda que fuera posible para poder restregársela a los rivales que han hecho sombra al Real Madrid de Florentino en los últimos años.



El partido no decepcionó a Pedrerol. Había mucha carroña por recoger. Y él se la llevó toda a casa para poderla mostrar después a una audiencia por lo visto ávida de consumo de porquería. 

Lo cierto es que los gritos de "¡Griezmann, muérete!" que se oyeron en el Metroplitano le pueden acarrear una multa de 90.000 euros y el cierre parcial o total del campo al Atlético de Madrid de acuerdo a la denuncia interpuesta por la Liga de Fútbol Profesional, a la que, a diferencia de Pedrerol, no le gusta la porquería en los campos de fútbol. 



Pedrerol disfrutó: "Así sonó el Metropolitano cuando anunciaron a Griezmann", "Así se escuchó desde fuera del campo...¡Increíble!", "Así pisoteó una mujer la placa de Griezmann en la calle de la fama del Atlético", "a Messi le tiraron un paraguas"... Y sobre todo, que nadie olvide que si ganó el Barça no fue por su juego ni por Messi, sino por las paradas provindenciales de Ter Stegen (las mismas que no hace Courtois). Y, claro, Piqué tuvo que ser expulsado....

También hubo para el Atlético, que comparte con el Barça el dudoso honor de ser rival del Real Madrid del ser superior: "Pitos al cambio de Joao Félix". Y palo de un colaborador a Simeone por hablar de año de transición: "Eso es mensaje de club pequeño". Era el mismo colaborador que años atrás le parecía de club grande que el Real Madrid de Mourinho saliera a jugar ante el Barcelona poniendo el autobús con once jugadores defendiendo y repartiendo leña a diestro y siniestro para aguantar el cero a cero -gran resultado entonces para el Real Madrid cuando el Barça estaba enfrente-. Son  así estos tribuletes. 

¡La victoria del Madrid sí que tiene mérito!

Y quede claro que no todo fue bonito en el Barça, pese a la victoria. "Messi empezó desaparecido" (¡qué mal!) ¿Y los demás? ¿Dónde están los demás? Siempre es el mismo. Ya lo dijo Messi, será difícil ganar la Chamñions sin Messi".

Un desastre, vaya. Aunque el Barça sea el líder y, además, sea el mejor líder de las grandes ligas europeas. Menos mal que está el Real Madrid del de la Felizidane, porque "este Real Madrid pelea de verdad y sale reforzado de su victoria ante el Alavés". El Madrid ganó por los pelos, pero sale reforzado y toca el cielo en el programa de Pedrerol. En cambio, el Barça, el líder, es Messi, Ter Stegen y nueve matados más que no salen reforzados de su triunfo en el Metropolitano, en donde el Real Madrid empató a nada y no jugó a nada hace unas semanas. El Barça salió, para Pedrerol, perjudicado, porque esa victoria acabará haciéndole daño seguramente, aunque le haya servido para echar por tierra los sueños del mundo virtual del Real Madrid que celebra en Cibeles 32 horas de liderato provisional a la espera de que juegue el Barça... El hambre es muy mala. 

Y luego, el peor inicio de Guardiola y, y, y... ¡Qué cansino! Y todavía hay gente que consume la basura del grupo Planeta.