2019-12-02 13:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

El líder de verdad despierta al Madrid de su sueño en el Metropolitano (0-1)

Cuando un equipo tiene a Ter Stegen y Leo Messi, lo normal es que gane. Hoy los dos han estado sublimes.



Cuando un equipo tiene a Ter Stegen y a Leo Messi, lo normal es que gane. Por eso el Barça ha ganado hoy en el Metropolitano, porque disfruta de un porterazo y del mejor futbolista de la historia. Ter Stergen ha salvado tres goles y Messi ha anotado el tanto del triunfo en el minuto 85. El Barça conserva el liderato y hunde al Real Madrid en la miseria, después de disfrutar del liderato durante 32 horas. Pero tenía que jugar el Barça y en el mismo escenario en donde el Madrid empató a nada, ha ganado al Atlético de Madrid dando un golpe en la mesa en La Liga. Está muy bien ganar al Alavés. Pero mucho mejor es liquidar al Atlético de La Liga en su propio feudo.



El Barça no debe pedir perdón por tener a Ter Stegen

El FC Barcelona se ha visto desbordado por una salida en tromba del Atlético, que ha puesto cerco a la meta de Ter Stegen. El Barça, que ha salido a jugar con una alineación valiente de Valverde (De Jong, Rakitic y Arthur en el centro del campo), ha vivido un calvario en los primeros compases del partido. Pero allí estaba Ter Stegen, que ha puesto tres manos milagrosas que han cambiado el signo del partido unidas a un poste en propia puerta de Junior. Hoy ha vuelto a ser San Ter Stegen, pero el Barça tampoco debe pedir perdón por tener un porterazo como la copa de un pino.

Aquí empató a cero el Real Madrid jugando a nada. Aquí ha ganado el Barça y ha colocado a los blancos en el lugar que les corresponde: segundos. Ya es un paso adelante porque el propio Atlético le ha quitado a los blancos el honor de ser segundones en las últimas temporadas. El Barça ha jugado poco en los primeros 20 minutos de partido, en los que se ha limitado a aguantar las acometidas colchoneras. Pero el equipo Simeone ha acusado el esfuerzo esteril de esos primeros minutos y el Barça se ha hecho con el mando del partido echando para atrás a su rival. El centro del campo ha empezado a combinar y a enlazar con los puntas y han llegado las ocasiones. 



El Barça cambia el rumbo del partido a los 20 minutos

Hasta el minuto 25 no ha llegado la primera ocasión clara del Barça. Ha sido un disparo de Rakitic a bocajarro que ha salvado Oblack in extremis. El Atlético le ha visto las orejas al lobo y ha renunciado a atacar, consciente del daño que podía hacerle el Barça al contragolpe. Era lo que necesitaba el Barça, enviar una señal de miedo al Atlético. Y los de Simeone se han acojonado.

Luego Suárez ha enviado un chutazo que ha salido fuera por muy poco. Messi empezaba a entrar en juego y a causar estragos en el centro del campo y la defensa colchonera y en el 41 llegó un remate certero de Piqué de cabeza que fue repelido por el travesaño. Pánico en el Metropolitano. El Barça se había reencontrado a sí mismo. Y los equipos se fueron a la caseta con la sensación de que el Barça iba de menos a más y el Atlético de más a menos. 

Miserable arbitraje de Mateu Lahoz

En la segunda parte el Barça ha controlado el juego ante un rival temeroso que le esperaba agazapado atrás, ya sin las alegrías de la primera mitad. El amarrategui Simeone optaba por renunciar al triunfo y garantizar el empate con más precauciones defensivas. Messi ha lanzado un aviso y acto seguido Sergi Roberto ha fabricado un contragolpe de libro que ha culminado Luis Suárez al primer toque obligando a Oblak a realizar un paradón. Luego Messi ha vuelto a avisar. El Barça era el amo y señor del partido.

Joao Felix, el bluff que el Atlético ha fichado para sustituir a Griezmann por 85 millones, se ha ido amargado en el minuto 65 después de no haber hecho absolutamente nada. Mateu, como era de esperar, ha intentado poner su granito de arena para ayudar a ganar al Atlético, pero ni él lo ha conseguido, a pesar de ser el mejor jugador rojiblanco de la noche. Su arbitraje ha sido sibilino. Ha enseñado tarjeta a Piqué por una entrada a Morata en la que ni le toca. Luego se ha producido una falta de libro sobre Piqué a un metro de Mateu, que éste ni se ha dignado en señalar como falta. Y el colofón ha sido una entrada criminal de Vitolo, que ya tenía una amarilla, sobre Piqué, que ha conseguido romperle y enviarle a la caseta. Mateu, cobarde, no se ha atrevido a enseñarle una tarjeta porque eso hubiera significado la expulsión de Vitolo. La jugada era de roja directa,. Pero cuando arbitra el cobarde Mateu Lahoz pasan estas cosas. Piqué se ha ido roto, se han cargado a Piqué y Mateu se ha cagado y no se ha atrevido a castigar la jugada como merecía. Aunque eso sí, para sacarle una tarjeta a Messi no ha tenido que hacer ningún esfuerzo. Eso viste mucho. ¡Qué vergüenza de árbitro! Y lo malo de Mateu es que llueve sobre mojada. Tiene demasiados antecedentes contra el Barça que le delatan.

Junior: ¡¡Tú eres muy malo!!

El Barça tenía un problema en su banda izquierda, en donde Junior por detrás y Griezmann atacando no daban una a derechas. Lo del francés se puede entender por la presión que vivió en su primer regreso al Metropolitano. Abucheado, insultado y vejado. Pero el defensa ha estado francamente nefasto. Todo lo que hizo lo hizo mal. Junior es un peligro para el Barça: faltas, tarjetas, penaltis, pérdidas... Es urgente que vuelva Jordi Alba cuanto antes. Este tipo es muy malo y el dinero invertido en su fichaje ha sido tirado.

En cambio por la otra banda, Sergi Roberto generaba peligro constante apoyado por De Jong y Leo Messi, que en el minuto 85 ha saltado con decisión en busca del gol. Ha iniciado una jugada de contragolpe u lña ha culminado con un golazo después de hacer la pared con Griez,mann. Era el minuto 85 y ha liquidado el partido y quien sabe si sentenciado la Liga. Pero es lo que tiene disfrutar de Leo Messi en el Barça. De Leo y de Ter Stegen. Y lo que no hará el Barça es pedir perdón por tener a dos tipos tan excepcionales. 

Messi lo celebró de una manera especial

Leo ha marcado su primer gol en el Wanda Metropolitano. Su gol número 30 al Atlético. Y lo ha marcado como si fuera el primero. Señalándose el escudo y dedicándolo a los aficionados culés presentes en el Metropolitano. Pocas veces se le ha visto a Messi celebrar un gol con tanta pasión. Probablemente, Leo es el primero que sabe que eso de hoy ha sido más que un gol, probablemente un gol que puede significar una Liga. Un aviso a un Real Madrid que las pasó canutas para ganar al Alavés y que vivió sus 92 minutos de gloria mientras el Barça jugaba en el Wanda. Pero el tiempo y Messi ponen a cada uno en su sitio. Al Barça, en el liderato. Al Real Madrid... detrás. 

Messi y Ter Stegen han despertado al Real Madrid de su realidad virtual y han convertido su liderato en un honor de quita y pon. Porque aquí quien quita y pone lideratos es Messi. Valverde podrá respirar una semana más. Los tres puntos del Calderón calma a la jauría de perros rabiosos que están esperando a que falle para caer sobre él. Señores, esto es el Barça. Hay que vencer y convencer. Y hoy el Barça, incluso pasándolo mal, ha mostrado madera de campeón. Normal, es el campeón de siempre en los últimos años. Estos jugadores y el entrenador saben muy bien cuál es su papel.

Y lo más importante. Messi está que se sale. La visita del Real Madrid al Camp Nou dentro de dos semanas puede convertirse en una auténtica merienda de blancos. Que se vayan preparando. Especialmente quienes enfurecen a la bestia dudando de su Balón de Oro. La venganza de Leo puede ser tremenda. El pasado año fueron cinco goles sin Messi. Esta vez, con Leo, y además motivado, puede producirse una carnicería. Y es que está muy mal vender la piel del oso antes de venderla. Eso es lo que ha hecho el Real Madrid en las últimas 32 horas. No querían verlo, pero hoy han entendido que este Barça está muy vivo.

Ficha técnica

Atlético, 0 - FC Barcelona, 1

Atlético de Madrid

Oblak, Trippier, Felipe, Hermoso, Saúl, Correa (Lemar, 72'), Thomas, Herrera (Lodi, 86'), Koke, Joao Félix (Vitolo, 65'), y Morata.

FC Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué (Umtiti, 82'), Lenglet, Junior, De Jong , Arthur (A. Vidal, 72'), Rakitic, Messi, Suárez y Griezmann.

Gol

0-1, min 85: Messi, tras una pared con Suárez.

Árbitro

Mateu Lahoz (comité valenciano). Tarjeta amarilla a Thomas (min. 7), Junior (min. 18), Correa (min. 20), Piqué (min. 32), Rakitic (min. 51), Lenglet (min. 64), Vitolo (min. 69), Felipe (min. 72),

Incidencias

Partido de la 15ª jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 64.226 espectadores.