2019-12-06 00:12 Real Madrid Por: Fede Peris

El Madrid estudia reclamar que el clásico se juegue fuera de Cataluña

Existe preocupación en la zona noble del Bernabéu por las amenazas de las plataformas independentistas.



El Real Madrid estudia la posibilidad de pedir que el Clásico se juegue fuera de Cataluña y en terreno neutral.

El Real Madrid no piensa arriesgar la integridad de sus futbolistas de cara al Clásico del próximo 18 de diciembre. Tras las últimas amenazas de Tsunami Democrátic y ante la incerteza de que la seguridad estará garantizada en la visita al FC Barcelona, Florentino Pérez tomará medidas.



Fuentes cercanas a la directiva del Real Madrid han confirmado a DonDiario que existe una gran preocupación en el club blanco por lo que pueda pasar en la visita al Camp Nou. Y en la cúpula merengue han comenzado ya a estudiar posibles alternativas. 

El Real Madrid no jugará si no se garantiza la seguridad

Si no hay una garantía total y absoluta de que no habrá incidentes en el Clásico, el Real Madrid no irá al Camp Nou el 18 de diciembre. Desde Concha Espina consideran la posibilidad de exigir a LaLiga un cambio de escenario para el partido. Pero eso no significa que vaya a jugarse en el Santiago Bernabéu, tal y como se especuló antes del primer aplazamiento del partido.



Diferentes voces aseguraban que el partido podía trasladarse al Santiago Bernabéu y dejar el encuentro de la segunda vuelta para el Camp Nou. El Real Madrid considera inadmisible semejante propuesta, y se plantea hacer otra petición muy diferente.

Aunque todavía no es la postura oficial, el club blanco está estudiando la posibilidad de pedir a LaLiga que el partido se traslade a un campo neutral fuera de Cataluña. El FC Barcelona no estaría de acuerdo, pero el club catalán es en parte responsable si la seguridad no queda garantizada. Como instrumento político del separatismo desde hace años, el club que preside Bartomeu se ha dedicado a apoyar el procés de forma denigrante para todos aquellos aficionados no catalanes.

El FC Barcelona cree que se podrá jugar

La postura del FC Barcelona, y ésta sí que es oficial, es que el partido podrá jugarse sin ningún problema. A pesar de que tras aplazarse el partido hace unas semanas salieron a la luz los deleznables planes de los radicales separatistas de hacerle un embudo al autobús del Real Madrid, el club culé no ve ningún problema en que puedan producirse estos incidentes.