2019-12-16 01:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

Bartomeu le tiene preparada una emboscada a Florentino con Griezmann

Bartomeu volverá a la carga este verano por Neymar y ofrecerá a Griezmann como moneda de cambio. Si se sale con la suya conseguirá de paso bloquear el fichaje de Mbappé por el Real Madrid.



A medida que pasan los dias, a medida que se suceden los partidos, parece más evidente que el encaje de Antoine Griezmann va a ser complicado. Tanto, que a lo mejor no llega a producirse.

Ni Griezmann está cómodo en el Barça ni sus compañeros tienen buernas vibraciones cuando el francés está en el terreno de juego. A Griezmann le está costando más de lo previsto sintonizar la onda del juego del Barça de Valverde y sigue moviéndose como si estuviera en el Atlético de Madrid.



En el último partido, ante el Celta, hasta Leo Messi puso especial interés en buscarle para ayudarle a marcar un gol, pero ni así. Griezmann no tiene interiorizados los mecanismos del juego barcelonista y tiene serios problemas para participar en el fútbol colectivo del equipo. Pasa desapercibido. Él corre, se desmarca, pero no conecta con los demás. Y todos empiezan a impacientarse. Desde sus compañeros hasta el presidente pasando por el técnico y los aficionados.

Si Bartomeu consigue a Neymar, Florentino se queda sin Mbappé

Griezmann es el fichaje más caro de la historia del Bsrça (135 millones de euros) y quien más quien menos empieza a pensar que su fichaje fue un error. También Bartomeu, que adquirió con Messi el compromiso de hacer todo lo posible para fichar a Neymar. Este verano no pudo ser porque el Barça tuvo que depositar al contado los 120 millones de la cláusula de rescisión de Griezmann. 



Pero Bartomeu volverá a la carga por Neymar el próximo verano. Así quedó con el propio Neymar y con Messi, que es quien más ha reclamado el retorno al Camp Nou de la estrella brasileña, a quien se le ve con mucha frecuencia por la ciudad condal. Esta vez Bartomeu puede presentarse en París con una carta ganadora: Griezmann. Griezmann y dinero. Mucho menos de lo que le pedían el verano pasado, porque Neymar tendrá un año más, estará más cerca del final de su contrato y Griezmann tiene un valor. 

Este verano el Barça echará toda la carne en el asador por conseguir el regreso de Neymar, que serviría para reforzar al Barça, tener a Messi contento y, de paso, debilitar al Real Madrid, que se quedaría sin su sonado fichaje de Mbappé. El PSG no puede dejar marchar a sus dos referentes a la vez. Es la jugarreta que le tiene preparada Bartomeu a Florentino para este verano.


Deja tu Comentario